Dexia AM incorpora la ISR a su fondo de deuda pública de alta calidad


Dexia Asset Management ha cambiado el nombre a uno de sus fondos de inversión, el anterior Dexia Bonds Euro Government Top Rated, registrado en la CNMV, para reflejar un nuevo enfoque de inversión. El fondo, que hora se llamará Dexia Bonds Global Sovereing Quality, va más allá de los índices clásicos e invertirá en una cartera de bonos de gobierno de alta calidad, una solución para inversores que desean evitar una exposición al riesgo de los índices de bonos tradicionales.

El fondo responderá al nuevo modelo de inversión en deuda soberana de la gestora. Este enfoque incorpora el análisis tanto financiero como de sostenibilidad (análisis ISR) con el objeto de definir un universo de inversión de alta calidad más amplio.

“Los índices de bonos de gobiernos internacionales cuentan con algunas ineficiencias estructurales, ya que están compuestos por las naciones más endeudadas debido al peso que la deuda de estas naciones representa sobre el total de deuda emitida. Además, el vencimiento de los bonos subyacentes suele estar determinada por el emisor y cuentan con exposición muy limitada a distintas divisas", dice Koen Van de Maele, director global de Renta Fija en Dexia AM. "El mundo ha cambiado y se requiere un enfoque más inteligente para la inversión en bonos públicos, lo que implica una gestión de bonos sostenible y responsable", dicen en la gestora.

Para ampliar el alcance de los índices tradicionales, Dexia AM comienza con un universo de 216 países (basado en datos del Banco Mundial) y aplica tres filtros: calidad fiscal a largo plazo, tipos de interés y divisa. Con estas variables determina el enfoque a seguir para confeccionar la cartera de bonos de alta calidad.

Análisis de la gobernanza

El nuevo modelo implica un profundo análisis financiero y de sostenibilidad sobre la capacidad y disposición de un país para devolver sus deudas, así como su vulnerabilidad a las conmociones externas. "Creemos que la disposición de un país para devolver su deuda comienza con un análisis de su gobernanza a largo plazo. Una buena gobernanza depende de la estabilidad política y democrática, seguridad jurídica, transparencia institucional y una ausencia casi total de corrupción. Este análisis se complementa con la sostenibilidad de su deuda y su capacidad para hacer frente a socks externos e internos”, explica Nicolas Forest, gestor del fondo.

Así, Dexia AM toma unas variables clásicas, tales como niveles de endeudamiento de los gobiernos, déficits, balanza de pagos y datos de desempleo, y las combina con tendencias demográficas, así como con la importancia del sector financiero en la economía del país, con el fin de evaluar la capacidad de cada emisor de pagar su deuda en un horizonte más largo.

Como consecuencia, la cartera es más amplia, está menos centrada en Europa e incorpora países que de lo contrario quedarían excluidos de los tradicionales índices, como Corea del Sur, Chile, Singapur, Noruega y Luxemburgo. Según la gestora, los bonos públicos seguirán siendo una parte esencial de las carteras de los inversores en el futuro.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído