Dexia AM espera una recuperación moderada en 2011


Dexia AM prevé un crecimiento del 2,8% este año en Estados Unidos y del 2,5% para 2011, una cifra que se podría elevar al 3% si el Congreso finalmente aprueba el estímulo fiscal que el presidente Obama ha pactado con el partido republicano. En cuanto a la zona euro, la gestora espera un crecimiento del 1,7% en este año y del 1,6% en 2011. “En una recuperación normal, el crecimiento debería ser del 2,5%”, afirma Florence Pisani, economista de la entidad.

Pisani reconoce que el próximo año podría haber problemas para países como España si los mercados no están dispuestos a proveer financiación y si los gobiernos no actúan. “El fondo europeo de estabilidad financiera no debería ser un estigma. Debería usarse de manera proactiva. Debería estar abierto y disponible para los países que sean serios y que hayan cumplido con sus compromisos. Si un gobierno cumple, pero el mercado no lo reconoce, el resto de gobiernos podrían decidir financiarlo”, asegura Pisani.

Anton Brender, economista jefe de Dexia AM, destaca el atractivo de los mercados emergentes, que se beneficiarán, asegura, no sólo de un mayor crecimiento, sino de la apreciación de sus divisas y de la revalorización de los precios de los activos por efecto de la inflación.

En cuanto a Estados Unidos, prevé que el desempleo seguirá alto, cerca del 10%. Pero no ve ninguna razón estructural para que la recuperación se dé sin un aumento del empleo. “El problema no es la productividad. El empleo se recuperará cuando se reactive el ritmo de producción. El nivel de producción actual es el más bajo registrado en el tercer año al cabo del inicio de una recesión”, señala.

En 2012, afirma Brender, se tendrán que retirar los estímulos, pero el desempleo seguirá alto, por lo que Estados Unidos necesitará un dólar débil. Considera que una doble recesión es poco probable, pero asegura que la recuperación será lenta.

En relación con el mercado inmobiliario residencial, cree que lo peor ya ha pasado, pero espera que los precios puedan seguir cayendo, aunque a un ritmo más lento. “El desapalancamiento seguirá, pero los hogares ya no tienen que elevar su tasa de ahorro. Esperamos que el ahorro se estabilice en torno al 6% actual, siempre y cuando no caiga la renta variable”, añade el economista jefe de Dexia AM.

 

Lo más leído