Deutsche Bank: “Nos gustan muy pocos fondos de gestión alternativa puros”


La gestión alternativa apenas representa un porcentaje pequeño de las carteras modelos de algunos bancos en España. Es el caso de Deutsche Bank, quien reconoce prefiere fondos mixtos flexibles a productos puros de gestión alternativa. “Nos gustan muy pocos fondos de gestión alternativa puros”, reconocía Rosa Duce, economista jefe del Centro de Inversiones de Deutsche Bank. Según justifica, se decantan por tener un grupo de mixtos flexibles en cartera.

De ahí que, en su cartera modelo de fondos recomendada para un cliente moderado, en la distribución por tipos de activos, estos vehículos apenas pesen un 3% sobre el total, frente al 64% de la renta fija, el 30% de la renta variable y el 3% restante de los activos monetarios.

Diego Jiménez-Albarracín, responsable de Renta Variable del Centro de Inversiones de Deutsche Bank, señala que, a pesar de que se haya incrementado el peso en bolsa, después de haberlo reducido desde marzo de 2015, hoy en día una cartera media sigue teniendo mayor peso en renta fija. Algo normal, apunta, para un tipo de cliente que no puede permitirse más alla de un 50% en bolsa.

La inversión del grupo en renta fija se concentra principalmente en los plazos cortos y en deuda corporativa. “A las empresas se les exige más rentabilidad que a los países, especialmente en los plazos cortos”, subraya Jiménez-Albarracín. También ven cierta oportunidad en deuda soberana emergente en moneda fuerte (básicamente dólar) ya que las divisas emergentes continúan generándole ciertas dudas.

Respecto al high yield, la firma encuentra atractivo en aquellas compañías con mala calidad crediticia por su alto endeudamiento, pero que tienen un historial detrás que demuestra su garantía. “Confiamos en aquellas con rating más cercano al grado de inversión”, destaca.

Renta variable

En 2017 su idea será dar mayor protagonismo a las bolsas mundiales. Para esta apuesta se basan en un mayor crecimiento, una regulación más favorable y la rebaja de impuestos en EE.UU, pese a las exigentes valoraciones; y en posibles sorpresas positivas en Europa, pese a la incertidumbre política y las dudas sobre el sector bancario. Desde su punto de vista, las dudas sobre este sector han sido el gran lastre del sector bancario. “Su valoración no refleja las dudas sobre la rentabilidad del sector, sino sobre su solvencia y seguridad”, afirma.

En cuanto a las emergentes, creen que las bolsas asiáticas tienen mayor potencial que las latinoamericanas, posiblemente sean los más dañados de la antiglobalización. Favorecen Asia porque “China puede amortiguar el efecto negativo de este mayor proteccionismo”, destaca.

En cuestión de nombres, los fondos elegidos que reflejan estas perspectivas iniciales para 2017 son los siguientes: el DWS Fondeposito Plus, el Schroders ISF US Liquidity, el Carmignac Securite, el Vontobel Euro Corporate Mid Yield Bond, el Invesco Global Total Return Bonds y el Goldman Sachs Global Emerging Market Debt para el apartado de renta fija y monetarios; y el Deutsche Invest I Top Euroland, el Robeco US Premium Equities, el Fidelity Funds - America y el Robeco Asia Pacific para la asignación en renta variable.

Asimismo, el DB Talento Gestión Flexible, un fondo de fondos de la casa que selecciona los mejores fondos flexibles del mercado. Según su último folleto disponible en la web, la cartera de este fondo esta compuesta por los siguientes fondos: el Ethna-AKTIV, el Deutsche Concept Kaldemorgen, el Standard Life Global Absolute Return Strategies, el FvS Strategies Multiple Opportunities II, el Bantleon Opportunities, el M&G Optimal Income, el Morgan Stanley Diversified Alpha Plus y el Alken Absolute Return Europe.

Noticias relacionadas

Lo más leído