Deutsche Bank integra en una única unidad sus divisiones de gestión de activos


Deutsche Bank va a reorganizar su negocio en un ambicioso plan estratégico que pretende llevar a cabo hasta 2015. Como parte de él, el banco alemán va a crear una única división en la que integrará todas sus capacidades de gestión de activos. Así, la división de “Asset and Wealth Management” combinará tanto las capacidades de gestión activa y pasiva del banco como su gestora de fondos retail.

Esta nueva división nace con 900.000 millones de euros en activos bajo gestión y el objetivo es que crezca hasta contar con un billón en 2015. También buscará duplicar los resultados antes de impuestos del negocio de 800 millones que tenía a cierre de 2011 a 1.700 millones en 2015.

Tras un largo proceso de revisión del negocio, en el que se planteó la posibilidad de deshacerse de algunas de sus divisiones, el banco alemán ha decidido finalmente que DWS Americas, DB Advisors, Deutsche Insurance Asset Management y RREEF (su unidad de gestión inmobiliaria) pasen a formar parte de esta nueva división. De esta manera, a partir de ahora convivirán bajo el mismo paraguas tanto las capacidades de gestión activa de la entidad, canalizadas a través de su marca DWS, con las pasivas, presentes a través de los ETF que comercializa dbxtrackers.

En España, la unidades de gestión del banco alemán tienen una importante presencia. DWS Investments cuenta con 4.681 millones de euros tanto en fondos de inversión nacionales (la entidad tiene SGIIC española), como internacionales, pensiones y sicav. Pedro Dañobeita dirige desde hace 15 años la oficina española de la gestora y es también responsable del negocio para Latinoamérica.

Además, db x-trackers es uno de los proveedores de ETF que tienen su fondos cotizados listados en la bolsa de Madrid, con 27 productos. Engracia Borque es la responsable de su comercialización.


"Estrategia 2015+"
Jürgen Fitschen y Anshu Jain, co presidente del banco alemán, han presentado este plan estratégico que contempla la reducción de 4.500 millones de euros en costes en los próximos tres años, así como la venta de activos no estratégicos por valor de 45.000 millones en los próximos meses y cambios en la política de compensaciones.

"Deutsche Bank pretende emerger como un ganador a largo plazo de los cambios que se están produciendo en el sector bancario", destacaron Fitschen y Jain.

La reducción de costes de 4.500 millones provendrá en un 40% a la infraestructura de la entidad, incluyendo la mejora de las plataformas tecnológicas, así como la racionalización de sus actividades regionales de soporte. Asimismo, Deutsche Bank pondrá a la venta alrededor de 40 propiedades inmobiliarias. De esta manera, el banco busca rebajar su ratio de costes/ingresos a menos del 65% en 2015.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído