Deutsche Bank da al Ibex 35 un potencial alcista del 12% para 2013


La firma alemana Deutsche Bank prevé que el principal índice selectivo bursátil español, el Ibex 35, alcance los 9.000 puntos a finales de año, lo que supondría un incremento del 12% con respecto a niveles actuales, cerca de los 8.000 puntos. A su vez, y en lo que respecta a la salud económica de España, la entidad se mueve de acuerdo a la opinión de consenso y vaticina un crecimiento negativo del PIB español del 1,5% para 2013, dato que mejoraría considerablemente en 2014, cuando por fin pasaría a registrar un crecimiento positivo del 0,5%.

Según el equipo de analistas de Deutsche, Europa cerraría este año con una caída del 0,6% y crecería un 1% en 2014. Estados Unidos, por su parte, finalizaría 2013 con un crecimiento del 2% y, un año más tarde, éste se situaría en el 3,2%. Sin embargo, tal y como explica Rosa Duce, economista jefe del Centro de Inversiones de Deutsche Bank, son los países emergentes quienes provocarán una revisión a la baja del crecimiento económico mundial.

A juicio de Duce, el diferencial de crecimiento entre países desarrollados y países emergentes se está estrechando debido a un menor crecimiento de China y a un aumento del precio de las materias primas, entre otros aspectos, por lo que no los considera atractivos a la hora de invertir en ellos en estos momentos, al menos en lo que a los BRIC (Brasil, Rusia, India o China) se refiere. No obstante, desde la firma alemana no ven con malos ojos países del sudeste asiático muy expuestos al crecimiento estadounidense vía exportaciones, algunos como Corea del Sur, Taiwán o Singapur.

Una de las grandes dudas que corroe estos días a los analistas económicos es cuándo finalizará la Fed estadounidense su política monetaria expansiva tras el anuncio de Ben Bernanke de hace unos días. Deutsche Bank considera que, de llevarse a cabo antes de que finalice el año, sería en diciembre cuando se elimine definitivamente el programa de compra de deuda. Además, si la situación económica norteamericana fuera estable y alcista, no descartan una subida de tipos a partir de 2015.

Más liquidez y renta variable desarrollada y menos emergentes

Así, la estrategia de inversión recomendada por Diego Jiménez-Albarracín, responsable de Renta Variable del Centro de Inversiones de Deutsche Bank, consistiría en sobreponderar liquidez y renta variable de los mercados desarrollados mientras que, por el contrario, activos como materias primas, renta fija corporativa y renta fija y renta variable de los emergentes pasarían a estar infraponderados en cartera.

Jiménez-Albarracín justifica sus propuestas en base a dos razones de peso. Por un lado, “aunque la liquidez ofrece rentabilidades muy bajas a corto plazo, puede servir como refugio ante las tensiones generadas en los mercados”. Por el otro, y en lo que respecta a la renta variable desarrollada, ésta se verá beneficiada por la entrada de inyecciones masivas de liquidez por parte de los bancos centrales, que “continuarán por un tiempo”, por una mejor situación económica y, principalmente, porque “la rotación desde la renta fija hacia la renta variable todavía no se ha producido”.

En concreto, entre las principales bolsas desarrolladas, desde la firma alemana apuestan por valores estadounidenses y españoles. Dentro del Ibex 35, nombres como Abertis, Iberdrola, Ferrovial, Inditex y OHL son los que más gustan a la entidad, gracias en parte a su gran exposición a mercados extranjeros como México, Brasil, Estados Unidos o los nuevos miembros comunitarios de la Europa del Este, región que, desde hace algo más de semana y media, cuenta con un socio más en la ya Unión Europa de los 28, Croacia. 

Noticias relacionadas