Tags: Negocio | ISR |

Deutsche AM: la industria de fondos necesita reaccionar a los eventos políticos


La historia indica que los eventos políticos suelen tener un impacto de corto plazo sobre los mercados. “Sin embargo, puede suceder lo contrario este año”, opina Stefan Kreuzkamp, el nuevo director de inversiones de Deutsche AM, en su carta mensual a los inversores (recogida en el informe CIO View).

De hecho, Kreuzkamp recuerda que “los titulares están dominados por eventos políticos a nivel global”, eventos que van desde las declaraciones del presidente chino, Xi Jinpig -en las que el líder afirmó que cualquier aumento de la liberalización del mercado en China deberá tener en cuenta consideraciones políticas-, hasta el dilema ruso que confronta los deseos de Vladimir Putin de expansión territorial con el limitado margen de maniobra económico tras las sanciones impuestas desde Occidente. Otro ejemplo claro para el experto es la situación en Oriente Medio: “En tiempos normales, el trato del gobierno turco con la oposición y la prensa le habría alejado más de la UE. Pero los tiempos están lejos de la normalidad en Europa, debido a la crisis migratoria”.

Detrás de estos movimientos políticos, el experto sitúa un claro efecto sociológico: “El descontento de muchos votantes europeos ha ido creciendo desde la crisis financiera. Un entorno político cada vez más fragmentado y la fuerza creciente de los partidos populistas han vuelto cada vez más difícil formar gobierno en muchos países. Incluso el Brexit ya no parece tan improbable como lo fue una vez”.

Además, los problemas políticos no son exclusivos del continente europeo, tal y como reflejan el proceso electoral en EE.UU. o la decadencia política en Brasil. Todos estos factores llevan a Kreuzkamp a aseverar que “una preocupante oleada de sentimiento negativo está ganando terreno en términos generales en Occidente”.

Cómo incorporar la política a la toma de decisiones

Retomando el comentario inicial de este artículo, el director de inversiones de Deutsche AM considera que la industria de gestión de activos debe tomar más implicación ante estos sucesos: “Bajo mi punto de vista, los gestores tendrán que hacer algo más que revisar sus propias previsiones a la baja. También supone pensar en cómo podríamos ayudar a contener algunas de las tendencias más desagradables. Se podría decir que esto incluye a las políticas de inversión”.

De hecho, el experto aprovecha la carta a los partícipes de Deutsche AM para afirmar que la gestora, gracias a su proceso propio ESG, ya está “teniendo en cuenta la sostenibilidad, en vez de simplemente tomar los retornos potenciales de corto plazo como la única norma”.

El director de inversiones se encarga de dejar claro que no se trata únicamente de invertir, sino de expresar compromiso: “Si queremos contribuir a parar la erosión de la fe en las institucionales sociales, parte de nuestra tarea es verificar que las compañías que tenemos en nuestras carteras no sólo siguen la redacción, sino también el espíritu de las regulaciones existentes. Además, deberíamos examinar las bases para que la industria apoye las fuerzas favorables a los negocios y si existe la posibilidad de que esas acciones sean cortoplacistas o un reflejo automático”. Al mismo tiempo, el experto afirma que “los gestores no deberían prometer más de lo que pueden entregar”.

Sin embargo, la gran conclusión para el director de inversiones es que, al tener en cuenta el impacto de los eventos políticos y el cumplimiento de la regulación en cartera, la mayor consecuencia no va a afectar a los retornos, sino al asesoramiento: “Supone escuchar a nuestros clientes, incluso a aquellos que insistan en que se sienten mejor con una posición más elevada de efectivo en este momento. Al prestarles atención, ganaremos clientes satisfechos en el largo plazo”.

Empresas

Noticias relacionadas