Despacito: Big data


TRIBUNA de Iñigo Bilbao-Goyoaga, especialista en Fondos de Inversión e Inversión colectiva.

El mundo digital lo ha cambiado todo. Y todo es todo. Parece que en España el BBVA anda por la buena senda, o al menos su discurso es muy moderno y al día. Se han dado cuenta que hasta las cosas más pequeñas ahora se hacen de forma diferente. No hay nada que no haya cambiado o vaya a cambiar. Leía recientemente en la revista Fortune que el país más digitalizado del mundo es Estonia. Las ventajas de haber llegado tarde a la primera división. Eso sí, son sólo un millón de habitantes.

¿Pero realmente sabremos sacar todo el partido a esta nueva era? En Estados Unidos, que nos llevan mucha ventaja en haberse dado cuenta del cambio, hablan del big data. Resulta que se puede anticipar muchas tendencias en los comportamientos humanos gracias a la utilización de las bases de datos que nos proporciona la era digital.

Y es precisamente estudiando el big data español del asset management donde podemos ver que hay una clara concentración en gestoras y productos. Todas las gestoras parecen iguales pero los selectores de fondos tienden a elegir un número muy concreto tanto de gestoras como de productos. Los selectores son como un jurado al que hay que ir analizando uno a uno. Los anglosajones les llaman gatekeepers.

Cuando empezaron los problemas de solvencia de los bancos y cajas en la anterior década, me dijo una persona que vivía en una región rural (así la definió él) que todo el dinero se estaba yendo al Banco Santander (para los que conocéis rivalidades regionales supongo que ya sabéis a qué provincia me refiero). Por lo tanto el big data español puede darnos muchas pistas de qué tipo de movimientos vamos a ver en los próximos años en España en las inversiones. Por un lado tendremos Madrid y Barcelona como capitales cosmopolitas abiertas a nuevos productos e innovaciones, y por otro tendremos otros movimientos diferentes en otras regiones.

Se rasgaba las vestiduras un gran profesional de nuestra industria, al que sigo muy atentamente sus comentarios por el respeto que me merece su opinión, al ver que el 38% del ahorro español está en depósitos y liquidez. No podemos pensar que España es Madrid, Barcelona o Bilbao donde hubo bolsas de comercio centenarias. La gran parte de los españoles vive en lo que aquel amigo llamó provincia rural.

Es por todo esto que tanto las gestoras que están ya en España, como las que quieran entrar, deben tener en cuenta el big data español. Que las cosas van a ir despacito y que tanto la mentalidad de depósito y liquidez de las provincias rurales como los planes de pensiones privados y de empresas con gran presencia local en regiones concretas, van a seguir llevando la batuta de una España que es como me la mostró aquel amigo, principalmente rural. Cada vez tengo menos dudas de como diseñó Trump una campaña ganadora. El big data viene para quedarse.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído