Tags: Multiactivos |

Desmontando el Sycomore Allocation Patrimoine


La boutique francesa Sycomore, socia de azValor, cuenta con tres fondos de su gama – compuesta por ocho productos- en la lista de fondos Consistentes de Funds People. Anteriormente se ha analizado la capacidad del fondo más destacado de su gama, el Sycomore Partners, de batir al mercado estando permanentemente infrainvertido. Mientras que el Sycomore Partners pretende batir a la renta variable pero con un tercio de su volatilidad, el Sycomore Allocation Patrimoine es mixto moderado que funciona como una opción para los inversores que siguen queriendo conservar parte de exposición a la renta fija. Además, cuenta con las máximas calificaciones de Morningstar tanto por rating cuantitativo (cinco estrellas) como por rating de sostenibilidad (cinco globos).

El Sycomore Allocation Patrimoine combina una asignación de activos de renta fija y renta variable principalmente europeos (aunque tiene una pequeña exposición a Norteamérica y emergentes) que es flexible y diversificada. Para lograrla juega un papel esencial la experiencia en la selección de activos de sus gestores, Stanislas de Bailliencourt y Emmanuel de Sinety. A diferencia del Sycomore Partners, que se centra en un proceso de inversión bottom up con un sesgo value, dada su diferente naturaleza este producto combina el análisis de los indicadores fundamentales de las empresas de su universo de inversión con un enfoque macroeconómico con el que apuntalar el bond picking.

Gracias a esta doble perspectiva, el fondo busca aportar a los inversores rentabilidad y diversificación en las fuentes de riesgo:  la gestión activa de la exposición – que puede oscilar entre el 0 y el 60%- y las posiciones de renta fija ayudan a optimizar el perfil de riesgo/rentabilidad, con buenos resultados a lo largo del tiempo. Si bien los resultados han sido irregulares en el último año (hasta el 30 de abril cedía un 0,5%, frente a la subida del 0,6% del índice de referencia), el reconocimiento le viene por su buen comportamiento en el medio a largo plazo: suma un 21,3% a tres años (frente al 6,1% del índice) y un 26,7% a cinco años (frente al 11,3% del índice). Desde su lanzamiento en 2009, este fondo ha generado un rendimiento del 36,4% (o del 5% anualizado), y lo mejor es que lo ha hecho con una beta de tan sólo 0,19 y una ratio de Sharpe de 1,62.

Posicionamiento de la cartera

Un repaso a las principales posiciones presentes en cartera – tanto en la parte de renta variable como en la de renta fija- refleja el posicionamiento del fondo a favor de una recuperación en Europa. Lo expresa a través de dos vertientes, siendo la más notable la nutrida presencia de empresas financieras, tanto bancos (Natixis, Crédit Agricole, Société Générale) como aseguradoras (AXA) y compañías inmobiliarias (Terreis, Kaufman & Broad). La segunda vertiente es el sesgo hacia nombres expuestos al ciclo, como el fabricante de automóviles Peugeot, la cadena de venta de electrodomésticos Darty o la compañía de alquiler de coches Europcar. Para mantener una correcta diversificación de riesgos, estas posiciones se combinan con otras en sectores más defensivos, como la alimentaria Labeyrie o Veolia, dedicada a servicios de gestión energética y de medio ambiente.

El compartimento dedicado a deuda supone actualmente un 49,6% del total de la cartera (junto a un 21,3% de instrumentos del mercado monetario). Su desglose revela la inversión en 117 posiciones de 91 emisores, con preferencia por la deuda high yield, que constituye el 65,6% del total. El resto de la asignación a renta fija está compuesta por un 16,5% de deuda corporativa con grado de inversión, un 16,9% en deuda sin calificar y una participación prácticamente testimonial en deuda soberana (0,7%) y emergente (0,3%). El rendimiento medio de los bonos se sitúa actualmente en el 4,1%, con una duración modificada del 1,5%.

Esta parte de renta fija ha sido la que más ha contribuido en abril a la rentabilidad del fondo, al avanzar un 1% durante el mes pasado. El tándem de gestores justifican el buen comportamiento gracias al influjo positivo de los mensajes del BCE en la reunión histórica de marzo, que hicieron que los inversores siguieran apostando por la búsqueda de rentabilidad positiva en este universo.

La parte de renta variable de la cartera sigue los principios de cartera concentrada y gestión muy activa y diferenciada del índice que aplica Sycomore a todos sus productos. Actualmente, la asignación a renta variable supone un 23,7% de la cartera y contiene 46 nombres. De ellos, los 20 valores de mayor peso condensan el 10,4% de la posición. Los gestores comentan que “en general, las primeras publicaciones de resultados del trimestre enviaron un mensaje tranquilizador que permitió a los mercados de renta variable, y especialmente a los valores de gran capitalización, proseguir su repunte”. Destacan el buen comportamiento de las apuestas en el sector financiero incluidas en la cartera (AXA, Natixis, Crédit Agricole), así como la fuerte subida de Zodiac, “objeto de rumores por lo que respecta a su futuro”.

Profesionales

Noticias relacionadas