“Desde las inyecciones de liquidez del BCE, el apetito por el riesgo ha subido drásticamente”


Aunque los rendimientos que ofrece la deuda pública permanece en niveles muy bajos, el mercado de renta fija en su conjunto tiene mucho que ofrecer, sobre todo teniendo en cuenta que los bajos tipos de interés y las inyecciones de liquidez aplicadas por el BCE “están creando condiciones muy positivas para la inversión en bonos”. Así al menos lo considera Nicholas Gartside, jefe de inversiones de renta fija de J.P.Morgan Asset Management, en un artículo publicado en la página web de la gestora en el que examina las perspectivas y oportunidades que ofrece esta clase de activos. 

 

En opinión de este experto, las operaciones de refinanciación a largo plazo aprobadas por la autoridad monetaria europea no están exentas de riesgo. De hecho, Gartside anima a pensar en este tipo de operaciones como una droga que, a pesar de haber servido para soliviantar la crisis de deuda soberana europea y los problemas de liquidez del sistema financiero a corto plazo, “podría crear adicción a largo”. Por este motivo, el jefe de inversiones de la gestora americana recomienda mantener un ojo vigilante sobre la capacidad de gobiernos y bancos para valerse por sí mismos sin contar con la ayuda del banco central. 

 

Por el momento, los altos niveles de liquidez inyectados en el sistema están creando un entorno muy favorable para el mercado de renta fija, asegura Gartside. En este sentido, este experto espera que tanto la Reserva Federal como el Banco de Inglaterra mantengan bajos los tipos de interés hasta 2014. “En este entorno, los inversores tendrán que ir en busca de la rentabilidad: los que están en efectivo se moverán hacia bonos del Gobierno; si poseen deuda soberana se irán hacia bonos con grado de inversión, y los que ahora apuestan por el ‘investment grade’ se irán al high yield, lo cual supone una buena noticia para los inversores de renta fija”.  

 

En términos generales, 2012 está siendo un año muy positivo para los activos de riesgo, con el mercado de renta variable americano en niveles no vistos desde antes de la caída de Lehman Brothers en septiembre de 2008. “La razón del fuerte rendimiento ofrecido por esta clase de activos es el elevado nivel de liquidez que existe en el sistema”, afirma Gartside. Y es que, desde la introducción de las operaciones de refinanciación a largo plazo por parte del BCE, “el apetito por el riesgo ha aumentado drásticamente”. No obstante, el experto de J.P.Morgan AM recuerda que estas medidas no son exclusivas de la autoridad monetaria europea: el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra también han anunciado programas de flexibilización cuantitativa.

Lo más leído