Depósitos y cuentas de ahorro siguen siendo los productos favoritos de los españoles


El índice de confianza del inversor español vuelve a sufrir una caída importante, registrando un mínimo histórico de pesimismo en el primer trimestre de 2012, superando los niveles más bajos de 2008. El indicador se sitúa en -3,86 puntos entre enero y marzo, de acuerdo con los resultados de la encuesta que elabora trimestralmente J.P.Morgan Asset Management. La crisis económica y el paro son las principales razones esgrimidas por los encuestados para justificar su pesimismo. A pesar de ello, el informe revela una disminución del número de personas que opinan que saldremos de la crisis en más de dos años (79,6%), seis puntos menos que en el trimestre anterior.

 

En este entorno, ¿cuáles son las intenciones de los inversores para los próximos seis meses? Según la encuesta elaborada por la gestora estadounidense y GFK Emer, los depósitos y las cuentas de ahorro vuelven a ser los productos favoritos al registrar un aumento de cuatro puntos frente a la oleada anterior, situándose ahora en el 68,6%. Este hecho refleja la valoración a la hora de invertir de “no perder dinero” frente a opciones que pueden conllevar un nivel de riesgo algo más elevado (el 48% de los encuestados prefiere “no perder dinero” frente a “menos rentabilidad y cierta seguridad” o “máxima rentabilidad”).

 

El descenso del valor del índice con respecto al del trimestre anterior (-2,93 puntos) se explica por el número de inversores que consideran que la bolsa probablemente baje en los próximos seis meses, que continúa aumentando casi a un ritmo del 5%. Siguiendo los datos mensuales del índice, podemos observar que durante los meses de febrero y marzo el índice se situó en -5,1 y -3,7, respectivamente, con cifras que marcaban mínimos históricos desde 2008 (ver gráfico).

 

 

Los inversores que consideran que los mercados subirán en los próximos seis meses prevén un mejor comportamiento del mercado español, estadounidense y emergentes, frente a Europa, Japón y Asia. En cuanto a los motivos para responder en un sentido u otro, destaca entre los optimistas el mayor número de personas que mencionan las medidas aprobadas por el Gobierno como primera opción. Por su parte, los inversores más pesimistas continúan argumentando la situación de crisis como motivo principal por el que consideran que bajarán los mercados.

 

La encuesta de confianza del inversor de J.P.Morgan AM en España cumple cinco años el próximo mes de julio. Esta encuesta, que la gestora americana lleva realizando también en Alemania desde 2002 y en Suecia desde 2004, tiene por objetivo conocer el comportamiento y las motivaciones del inversor/ahorrador, así como la evolución de su nivel de confianza en los mercados. El perfil del inversor español responde a una persona con una media de edad de 52 años, casado, residente en hogares con una media de 2-3 miembros y afincado mayoritariamente en la zona centro y sur de España.
 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído