Delitos y faltas


Nuevo post del blog de María Folqué y Montserrat Formoso de Funds People.

Tras una intensa gira por Latinoamérica y antes de irnos de vacaciones, volvemos por un par de semanas. En realidad, aspiramos a la vida de Carolina de Mónaco, de la que en el ¡Hola! siempre decían que estaba pasando unas “cortas vacaciones”. El caso es que entre cinco días aquí, diez ahí y otros cinco allá, su alteza serenísima parece haber estado de vacaciones toda una vida. Y hablamos de casas reales porque estos últimos días nos han recordado al cuento del traje nuevo del Emperador, aunque no haya sido un niño el que expone la verdad, sino unos futbolistas y unos señores que hacen análisis para ponerse cortos.

La verdad nos hace libres. De ahí ese sentimiento de cierta admiración y sentida gratitud por los desenmascaradores. Y por otra parte, lo que no tiene es remedio, y de ahí ese poso de certeza de que no es la última vez. La mentira tiene las patas cortas, pero es tenaz, claro que sí. Así que no será la última vez, ni millones de regulaciones lograrán evitarlo, aunque eso no justifica tampoco el lavatorio de manos generalizado. Ni siquiera con las vacaciones a la vuelta de la esquina, los periódicos adelgazando, y el personal con ganas de respiro y tinto de verano.

Pero podemos decir que lo de Gowex ha llegado en un buen momento. No para los inversores de Gowex, pero sí para la prensa de unas y otras secciones, que el tema da para mucho y ante la escasez estival en primicias conviene profundizar. Así que toca saltar de la descripción del perfil psicológico de Jero -ora coach ora sicópata-, al repaso del quién es quién por dentro y por encima del MAB -deteniéndonos en qué es el MAB que no viene mal-, pasando por los yo ya lo sabía con autocita, y si hay tiempo, esperar a que algún periodista de la vieja escuela dé con el paradero de los miles de millones de euros evaporados.

Pero ya para entonces muchos de ustedes estarán en la playa, descansando de la inquietante tranquilidad que hasta ahora tenían los mercados y que la parte internacional de la familia Espirito Santo y el nerviosismo sobre los valores bancarios europeos han contribuido a desestabilizar. De momento, bajo el halo de gracia draghiniano las correcciones se antojan más ruido y ganas de dejar las carteras modositas para agosto, mes en que los operadores automáticos supervisados por becarios suelen hacer de las suyas. La llegada del otoño y la materialización de la estrategia de la Fed y el BoE será otra cosa, pero para eso falta mucho.

Disfrutemos de la actualidad. Del espionaje EE.UU.-Alemania, de la imagen de Sarkozy ante el juez, de los San Fermines, del festín de la democracia en las filas del PSOE, del triunfo de Juncker ante Cameron y el teatro político que es Europa, de que Santiago ya tiene alcalde, y que la final del Mundial enfrentará a dos Papas, ¿por quién intercederá la mano de Dios?   

A falta de una selfie en una puesta de sol mojito en mano nos despedimos con una poesía, que es lo que se lleva ahora, aunque la nuestra sea breve.

“Con la verdad
         no se juega/se juega
                  con la mentira”

 

Del libro “Rincón de Haikus” de Mario Benedetti.

 

(spoiler)


"Hay mucho que hacer en Gotham. Llamen a la CNMV"

Lo más leído