DekaBank excluye subidas de tipos en EEUU hasta 2012


Las perspectivas económicas de DekaBank para Estados Unidos incluyen un aumento del PIB del 3% a lo largo de este año, con el alto endeudamiento de las arcas públicas, un sistema financiero muy inestable y el mercado inmobiliario todavía muy débil como principales riesgos. En este contexto, prevén que la inflación se mantenga bajo control en el 2,6%, excluyendo los precios de la energía y los alimentos y por ello, descartan subidas de tipos hasta 2012. Es más, consideran que “seguiremos viendo recompra de bonos gubernamentales por parte de la FED, lo que limitará la subida de rentabilidades de la deuda".

Sin embargo, en la eurozona sus perspectivas, incluidas en su informe de abril, son distintas. En primer lugar, en términos de crecimiento, que se limitará al 1,7%, aunque con “divergencias muy significativas entre los distintos países, siendo los principales motores Francia y Alemania”. En este escenario, la inflación se situará este ejercicio en el 2,4%. Así, tras la primera subida de tipos por parte del BCE la gestora espera tres subidas más hasta niveles del 2%, lo que seguirá provocando tensiones en los mercados de deuda, principalmente en el mercado monetario y los tramos cortos de la curva. En este contexto, creen que el euro podría seguir cotizando en niveles de 1,45 dólares.

Uno de los países más fuertes de la región será Alemania, con un PIB del 2,7%, un crecimiento en máximos desde 1991, movido principalmente por las exportaciones y el repunte del consumo interno, si bien con el riesgo de la inflación.

En los emergentes, tras la tensiones vividas en África y Oriente Medio, confían en que siguen gozando de las condiciones para un crecimiento estable y continuado. De hecho, su sólida posición macroeconómica y el aún bajo nivel de tipos de interés en los mercados desarrollados apoyaría el estrechamiento de los espreads de crédito en los próximos 12 meses. Desde Dekabank en general esperan seguir viendo estrechamiento de diferenciales el mercado de crédito gracias a los buenos resultados corporativos.

Con respecto a las materias primas, creen que los recortes de la producción en Libia (que representa un 2% de la oferta global) están siendo compensados por Arabia Saudí, si bien sigue existiendo riesgo de mayores recortes, por lo que sitúan el precio del barril Brent en 100,5 dólares.

 

Lo más leído