DekaBank: buenas perspectivas a corto para Rusia


Las previsiones para el mercado ruso son buenas en el corto plazo, después de la reciente fase de consolidación, según indica DekaBank en su informe mensual de Europa del Este, en el que refleja como riesgos el hecho de que las presiones inflacionistas continuarán en Rusia, después de la pausa que se prevé para verano.

El banco, que infrapondera el mercado ruso en sus carteras, señala sin embargo que los mercados de renta variable del país superaron a los de otros emergentes este año impulsados sobre todo por los precios del petróleo frente a otros países BRIC. Con vistas a los próximos meses el informe prevé para Rusia la entrada de más capital debido a la estructura fiscal, aunque ésta sigue siendo inferior a los flujos que se dirigen hacia otros mercados emergentes como China o la India.

Con respecto a Turquía, mercado sobreponderado por DekaBank en sus fondos, señala como aspectos positivos que la inflación se redujo en junio, pues las medidas monetarias del Banco Central deben empezar a notarse en las previsiones futuras. Además las pasadas elecciones en el país dieron una ajustada victoria al partido que ocupaba el poder (AKP), lo que indica una línea continuista a la hora de adoptar las medidas pendientes. SIn embargo, el estudio señala que los riesgos en su economía se han incrementado en los últimos meses debido a que, aunque los grandes flujos dirigidos a sus mercados bursátiles y de renta fija recientemente ayudan al país a financiar sus déficits, desde un punto de vista de la estabilidad dichos flujos podrían dañar la efectividad de las políticas monetarias del Banco Central. Es estudio también señala la alta dependencia del país de la enegía y los bancos extranjeros, lo que poría traducirse en un deterioro de su déficit de cuenta corriente y de la balanza de pagos y generar una crisis en caso de que vuelva el sentimiento de aversión al riesgo en los mercados de capital internacionales.

Los mercados de la Unión Europea siguen marcados por la crisis de los periféricos, que a pesar de superar el primer escollo de Grecia, continúa la duda sobre la posibilidad de la participación del sector privado en el plan de rescate griego, según se desprende de las últimas amenazas de rebajas de rating efectuadas por las agencias de calificación.

Ver informe completo

Lo más leído