Tags: Renta Variable | EE.UU |

Dedicar tiempo a seleccionar un fondo activo de bolsa americana: ¿merece o no la pena?


Si usted invierte en bolsa americana adoptando una estrategia de inversión de largo plazo, lo primero que tiene que decidir es si lo quiere hacer a través de un fondo de gestión activa o pasiva. Si lo hace a través de un producto gestionado activamente, la evidencia empírica demuestra que en el análisis el inversor debe tener en cuenta dos cosas muy importantes. La primera son los costes. Un consejo: a menos que usted tenga un ojo clínico para elegir al gestor adecuado, mejor absténgase de elegir un producto que esté en el primer quintil por precio, es decir, seleccionar una estrategia que esté entre el 20% de las más caras de su categoría. Las probabilidades de quedarse con un producto que bata al índice son muy bajas.

Según un estudio realizado por Morningstar, a diez años el porcentaje de éxito de los gestores con fondos que centran su universo de inversión en empresas de gran capitalización es muy reducido, reducidísimo. En la categoría Morningstar US Large Cap Blend, por ejemplo, sólo el 1,1% de los productos más caros superaron al índice en la última década. En US Large Cap Value el porcentaje es del 1,4% y en US Large Cap Growth, del 3,1%. Son niveles muy bajos, que evidencian lo difícil que puede llegar a ser acertar a la hora de elegir un fondo de renta variable estadounidense gestionado activamente si el inversor se limita a buscar entre aquellas estrategias que entrañan un mayor coste.

Si, por el contrario, el inversor optase por centrar la búsqueda en el 20% de productos de bolsa americana gestionados activamente más baratos, las posibilidades de éxito aumentarían… aunque seguirían siendo bajas. En las categorías de US Large Cap Blend y US Large Cap Value, casi el 20% de los fondos con unos gastos asociados más reducidos han batido a su índice de referencia en los últimos diez años. Dos de cada diez. En la categoría US Large Cap Growth, el porcentaje apenas roza el 15%.

Lo que demuestran los datos presentados por la firma de análisis es que, a más corto plazo, mayor es la probabilidad de que un gestor activo de renta variable americana supere al índice. Cuanto más se va alargando el periodo de tenencia, más va pesando el coste (y el hecho de que Estados Unidos sea uno de los mercados más eficientes del mundo) en los resultados del fondo. En general, a 1-3 años, el porcentaje de gestores activos que generan rentabilidades superiores a las del índice se mueve en torno al 33% (uno de cada tres).

Es decir: si usted quiere invertir a corto-medio plazo en bolsa americana y confía en su capacidad de selección debe saber que las probabilidades de éxito son mayores que si lo hace a largo plazo. En las categorías de productos que centran su universo de inversión en las pequeñas y medianas capitalizadas, éstas aumentan de manera muy significativa. Así, por ejemplo, casi la mitad de los fondos US Mid Cap Blend batieron a su índice en el último año. Concretamente lo hicieron el 46%. Sin embargo, a diez años el porcentaje cae al 7,7% (de los que están en el primer quintil por precio, ninguno superó al índice).

Otra conclusión muy interesante del estudio: si usted quiere invertir a corto-medio plazo en bolsa americana siguiendo un estilo growth debe saber que aquí las probabilidades de elegir a un fondo activo que bata al índice son mayores que, por ejemplo, se tratase de gestores value.

A un año, el porcentaje de fondos activos US Large Cap Growth que han generado rentabilidades por encima del índice está en el 54%. A tres años, casi en el 40%. En lo que respecta a los gestores growth incluidos dentro de la categoría US Mid Cap Growth, el porcentaje de éxito a un año es de casi el 80%, frente al 60% si se toma un periodo de 36 meses. En US Small Caps Growth los números son muy similares, con tres de cada cuatro gestores batiendo al índice a un año y seis de cada diez haciéndolo a tres. Cuanto más se vaya alargando el plazo, menores probabilidades de éxito.

Para los gestores value, los porcentajes son también elevados a corto-medio plazo (33% de probabilidades de éxito a 1-3 años en el caso de los gestores con fondos US Mid Cap Value y del 45% a 1-3 años para los US Small Cap). A diez años, los porcentajes caen al 10% (en el caso de los gestores con fondos que invierten en compañías de mediana capitalización) y del 25% (en lo que respecta a los que centran su universo en las empresas de pequeño tamaño).

Captura_de_pantalla_2019-09-18_a_las_12Fuente: Morningstar con datos a cierre de junio de 2019.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído