Tags: Lanzamientos |

DeAWM refuerza su apuesta por la renta fija a vencimiento con un fondo a 2017


Deutsche Asset & Wealth Management (DeAWM) ha registrado en la CNMV el DWS Cesta Bonos 2017, fondo que invierte en una cartera diversificada en renta fija pública (el 73% de la inversión), cédulas hipotecarias y multicedentes y, de manera marginal, en bonos corporativos de emisores españoles (todos los activos incluidos en la cartera inicial parten con una calificación crediticia mínima de BBB-) con vencimiento medio a noviembre de 2017. El proceso de selección de emisores y seguimiento de la cartera lo realizan los gestores especialistas en riesgo crediticio y riesgo país de la entidad.

El fondo ofrece una rentabilidad neta no garantizada del 2,90% TAE para suscripciones realizadas hasta el 07/06/2013 y mantenidas hasta el 10/11/2017. Para entradas posteriores, la TAE objetivo vendrá determinada por la rentabilidad que ofrezca la cartera de bonos en ese momento. Si no se alcanzara la TAE objetivo se ofrecerá derecho de separación. El producto tiene previsto el reparto de ocho rentas semestrales sobre la inversión mantenida equivalentes al 1,429%.

Con el objetivo de optimizar la fiscalidad, las rentas se distribuirán mediante el traspaso de participaciones al fondo DWS Fondepósito Plus clase A. El traspaso de participaciones permite diferir el efecto fiscal sobre las plusvalías en el caso de personas físicas residentes en España, ya que el partícipe no está sujeto a la correspondiente tributación en el año. “Por tanto, existe una ventaja importante frente a otros fondos similares pero que distribuyen dividendo o reembolsan participaciones; así como frente a la inversión directa en bonos”, explican desde la entidad.

No es el único producto que ha lanzado la firma en las últimas semanas. La gesstora registraba a finales de mayo el DWS Floating Rate Notes, fondo de renta fija corporativa global que invierte en títulos con pago de cupones ligados a los tipos de interés. El producto invierte en deuda de elevada calidad crediticia (al menos un 95% de la cartera debe contar con rating grado de inversión) y duración inferior a 12 meses. De esta forma, el inversor puede optar por una alternativa de inversión conservadora en renta fija que al mismo tiempo no se vería negativamente afectada en el caso de una subida de tipos de interés.

Noticias relacionadas

Lo más leído