Tags: Lanzamientos |

De Suiza a España, pasando por Luxemburgo: así es 1875 Finance


Han pasado diez años desde que los banqueros Olivier Bizon, Paul Kohler y Aksel Azrac fundaran 1875 Finance junto con la familia Ormond. El nombre de la gestora se inspira en el año en el que se constituyó en Ginebra la primera gestora de patrimonios Ormond. Han pasado cinco generaciones desde entonces, que han preservado la tradición en gestión de patrimonios. La firma, que es independiente y cuenta actualmente con oficina en Luxemburgo, desarrolla tres líneas principales de negocio: banca privada, multi family office y gestión de activos institucionales. 1875 Finance registró recientemente en España su gama de fondos presente en la sicav MAP Fund Management, en la que ofrece varias estrategias gestionadas a partir de un modelo de asignación de activos propio y caracterizado por un acercamiento de arquitectura abierta para asegurar “una gestión eficiente que esté libre de cualquier conflicto de intereses”.

La filosofía de inversión de 1875 Finance se basa en cinco grandes principios: generar retornos superiores al índice de referencia de forma recurrente; reducir el riesgo de pérdidas durante mercados bajistas para asegurar una preservación mejor del capital; una gestión que se corresponda con el perfil de inversión del cliente mientras que mantiene un nivel estable de riesgo con el paso del tiempo; una relación duradera con los clientes, basada en la confianza y la comunicación; y una asignación de activos que ofrezca calidad, transparencia, liquidez y sostenibilidad, tanto a través de fondos de inversión como en inversiones directas. “Considerando que el 80% de la rentabilidad de una cartera diversificada procede de la exposición a mercados de riesgo, el proceso de inversión de 1875 se centra principalmente en la asignación táctica”, aclaran desde la compañía.

El modus operandi de la firma se define como un proceso de seis pasos. En el primero de ellos se reúnen con clientes para definir una asignación estratégica de activos. Para ello, se define cuál será el nivel de riesgo y el índice agregado, se determinan los márgenes de fluctuación y se seleccionan las categorías de inversión. El segundo paso consiste en diseñar una asignación táctica: se ajustan las ponderaciones de mercado de acuerdo una ratio relativa de atractivo y con el nivel de riesgo definido con el cliente, y se procede a una cobertura dinámica del riesgo de tipo de cambio. El tercer paso consiste en la propia selección de activos: los valores se seleccionan por mercado, los bonos por emisor y vencimiento por divisa y la selección de producto tiene en cuenta fondos, derivados y las réplicas de índices. Después se procede a la construcción de la cartera y posteriormente a su supervisión. Para ello, el gestor está monitorizando constantemente las posiciones y la asignación táctica. Paralelamente, el comité de inversión se reúne una vez al mes para discutir la composición de la cartera, y asimismo se realiza una monitorización de las transacciones por parte del custodio. El último paso del proceso es la fase de reporting: se efectúan actualizaciones mensuales de la estrategia, se elabora un informe trimestral detallado y se realizan visitas a clientes.

Datos sobre los fondos

Los fondos de la gama MAP Fund Management buscan generar retornos consistentes y sostenibles, que sean superiores al índice de referencia. Para conseguirlo, los gestores utilizan el modelo propietario MAP (Market Allocation Process), basado en un modelo multi factorial, diseñado para generar una cuadrícula de inversiones óptimas para cada cartera. La metodología descansa sobre el análisis sistemático de la evolución de 2.500 variables económicas y financieras, excluyendo factores subjetivos. El modelo pretende reducir riesgos, anticiparse a los movimientos de las bolsas, entender las distorsiones por valoración, integrar cambios cíclicos y estructurales y predecir los cambios de exposición, garantizando transparencia y eficiencia. Al modelo se le incorporan criterios de valoración ESG para mejorar el nivel de eficiencia de la cartera.

Como resultado, los factores dominantes del 80% de cada cartera son una mezcla de asignación táctica de activos, asignación dinámica por geografía y divisas y la gestión activa del riesgo por tipo de cambio. El 20% restante se compone de la selección de valores y cobertura con opciones.  

La gama MAP Fund Management engloba tres fondos. El primero de ellos es el MAP Fund Management Sustainable Global Bonds. Es un producto que invierte en renta fija global, con el Cit World Broad Investment Grade como índice de referencia y un perfil de riesgo bajo.

El segundo producto es un fondo mixto moderado llamado MAP Fund Management Sustainable Wealth Management. Este fondo tiene habilidad para invertir en renta variable, renta fija, divisas, oro y real estate.

Finalmente, la propuesta para inversores con un perfil de riesgo elevado es el MAP Fund Management Sustainable Global Equities. Como su nombre indica, este fondo invierte en renta variable global, con el MSCI World como índice de referencia.

Los tres productos introducen criterios ESG en la selección de activos y ofrecen liquidez diaria. Asimismo, en los tres casos las divisas de referencia son el franco suizo, el euro, el dólar y la libra.

Noticias relacionadas

Lo más leído