De los garantizados a los roboadvisor, las principales gestoras repasan la actualidad del sector


Un año atrás, en el Encuentro Nacional de la Inversión Colectiva organizado por APD (Asociación para el Progreso de la Dirección), Deloitte e Inverco, las principales gestoras de fondos españolas confiaban en que 2016 sería el año de la gestión activa. Doce meses más tarde, en la octava edición de este congreso, los responsables de estas entidades han puesto de manifiesto que la incertidumbre se ha impuesto a los deseos y la razón, y se ha producido un vuelco de los perfilados a los garantizados.

Así lo reconoce Rocío Eguiraun, consejero delegada de Bankia Fondos, que por otro lado considera que aunque pueda parecer una vuelta atrás, entiende que se trata de algo coyuntural. “Hay un segmento de clientes que lo valora bien, han tenido una experiencia positiva y en momentos de volatilidad donde se incrementa la aversión al riesgo se retrae en la compra de otros productos”, añade. No obstante, apunta como la tendencia de los tipos va a hacer que sea casi imposible seguir lanzándolos próximamente.

Respecto a estos productos, Lázaro de Lázaro, consejero delegado de Santander AM España, cree que hipotecar las inversiones a largo plazo no es la mejor solución. Desde su punto de vista hay que apoyarse en perfilar a los clientes y combinarlo en aquellos casos que sea adecuado con garantizados. Consciente de que el escenario que van a trabajar es de tipos e inflación bajas por lo menos en el siguiente lustro, cree que hay que adaptar las políticas de inversión a la necesidad de los clientes de asumir riesgos. Para ello, apunta, “la planificación y la maduración de las inversiones deben ir de la mano”.

En este sentido, destaca que hay que trabajar en que las inversiones maduren para salvar la volatilidad a corto plazo. “La renta variable debe tener peso en todas las carteras”, resalta, “hay acciones con una rentabilidad por dividendo muy razonable”, agrega.

Luis Megias, consejero delegado de BBVA AM, piensa que la clave está en gestionar las expectativas de los clientes y cambiar del enfoque de producto a un enfoque de soluciones de inversión. “La respuesta está en dejar de hablar de clientes conservadores, rentabilidad y qué vamos a vender; y pasar por hablar de soluciones de inversión, en qué queremos invertir y para qué queremos ahorrar”, resume.

En función de cada necesidad (imprevistos, ahorro finalista, rentas e inversión), estima que hay un producto más apropiado (rentabilidad objetivo y renta fija diversificada con cobertura de riesgo, fondos por objetivo con aportación periódica, fondos de reparto y gestión activa a través de multiactivos o gestión discrecional, respectivamente).

Por tanto, ninguna de las principales gestoras renuncia a los perfilados. Guillermo Hermida. director de Inversiones de CaixaBank AM, insiste en la obligación de las gestoras de acompañar en la labor del asesoramiento, en donde encajan especialmente bien los productos de asset allocation. Para Hermida, el desafío de esta industria está en responder al entorno regulatorio y al incremento de los costes lo más eficientemente posible.

Roboadvisor

Sobre todo en un mercado en donde cada vez hay mas actores, entre ellos los roboadvisor, que ponen de manifiesto la necesidad de hacer los procesos, sobre todo los transaccionales, lo más eficientemente posible, señala de Lázaro. Respecto a estos nuevos actores, destaca positivamente la simplificación de la perfilación que realizan, pero no ve con tan buenos ojos que utilicen ETF para cubrir todos los activos. “Los ETF dejan fuera a activos muy relevantes como productos nicho de renta fija, las pequeñas compañías, los productos de dividendos…”, resalta. Basarse en sus precios, puntualiza, es insuficiente.

Por su parte, a Megias le generan dos dudas: “me da la sensación de que se construyen como una plataforma tecnológica para vendérsela a un tercero y que basen su propuesta de valor en la sencillez y unos costes menores”. Estos dos últimos puntos, señala, son dos factores replicables. Por un lado, “la conveniencia la estamos desarrollando todos” y, en cuanto a los costes, “con MiFID II dentro de muy poco el servicio de gestión discrecional de carteras se podrá realizar con precios competitivos de forma digital”. Por tanto, al final opina que será una cuestión de rentabilidad. Además, avanza, "no vamos a comprar ningún roboadvisor".

Bien posicionados

En cualquier caso, Miguel Artola, director general de Bankinter Gestión de Activos, subraya que como sector deben de ser muy optimistas ya que hay necesidades enormes de ahorro y fiscalmente las instituciones de inversión colectiva son las mejores posicionadas. “El futuro dirá que se puede vender o no, no creo que vayamos a inventar la pólvora”, reflexiona.

Incluso el cliente conservador, indica, “es el que mejor está saliendo del fuego”. En este contexto, puntualiza, “es una situación cómoda para mantener el patrimonio de estos clientes ya que los tipos de interés reales en el corto plazo no están más bajos de lo que han estado históricamente”.   

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente