De los equipos directivos al MAB: claves para invertir con éxito en small & mid caps españolas


Las pequeñas y medianas compañías siempre son una fuente de oportunidades de inversión recurrente para los gestores de fondos. En España, puede encontrarse valor en este tipo de empresas en el Ibex 35, en el mercado continuo y en el MAB, algo que se ha puesto de manifiesto un año más en el XII Foro MedCap. Firmas como Metagestión, Mirabaud Asset Management o Amiral Gestion, sin estar especializadas en este segmento de por sí, sin embargo sí que son muy proactivas a la hora de invertir en small & mid caps.

Sin ir más lejos, uno de los fondos referentes de renta variable española como es el Metavalor, de Metagestión, tan sólo tiene un 15% de sus posiciones en Ibex 35, ya que desde hace tres años tiene más peso en pequeñas y medianas capitalizadas, confirma el director de Inversiones de la boutique, Javier Ruiz. A juicio de Gemma Hurtado, gestora del Mirabaud Equities Spain en Mirabaud AM, el mercado español de renta variable tiene atractivo en estos momentos por varias razones: la economía española ha sido resistente a los últimos movimientos globales, ya que dos tercios del PIB español son consumo interno gracias al aumento de la demanda tras las reformas estructurales implementadas durante la crisis; la política monetaria del BCE es muy laxa y favorece el consumo y la inversión; las compañías que han atravesado la crisis se han vuelto más eficientes tanto operativa como financieramente y, además, su valoración es muy atractiva. “Febrero fue una ocasión singular. Hubo oportunidades de inversión que difícilmente veremos en años. Una vez pasado febrero, aún siguen quedando algunos descuentos importantes”, considera Hurtado.

El presidente de Amiral, François Badelon, abre incluso la estrategia de su gama de fondos Sextant más allá de los parqués europeos. “Hoy por hoy, en los mercados emergentes hay empresas pequeñas con oportunidades increíbles. Estas compañías siempre han sido baratas”, justifica el gestor francés, consciente de que, antes o después, el descuento irracional en la cotización de las compañías siempre acaba cerrándose y éstas alcanzando su valor fundamental. “Puedes comprar una empresa con valor hoy y, en diez años, seguir igual de barata. Pero el mundo es global y es imposible que una compañía pase desapercibida y sea barata siempre. Cualquier inversor americano, europeo o asiático se daría cuenta y la empresa empezaría a subir al estar más analizada o ser objeto de operaciones corporativas”, explica.

Los stock pickers como Ruiz, Hurtado o Badelon se centran en el análisis y la selección de compañías, pero tampoco dejan de lado el análisis macroeconómico para conocer el entorno en el que se mueven sus empresas invertibles. Entienden la macro como un riesgo y una oportunidad al mismo tiempo. Por ejemplo, cuando la crisis acució España y el clima era desfavorable para la inversión en acciones españolas, uno de los valores que mejor se comportó fue DIA. Fueron sus mejores años de negocio gracias a sus bajos precios, ponen de manifiesto los expertos.

Los equipos directivos, el mayor intangible

Uno de los aspectos clave que más valoran los gestores de fondos a la hora de invertir en pequeñas y medianas capitalizadas es la profesionalidad de los equipos directivos que las conforman. “El equipo directivo es el mayor intangible de una compañía. Un buen management puede ser garantía de éxito de sus planes estratégicos”, asegura Hurtado.

Para Ruiz, algunas de las empresas españolas con mejor equipo directivo son Barón de Ley o Vidrala. En su opinión, “Barón de Ley tiene un negocio fácil de entender, el negocio del vino no va a cambiar sustancialmente por mucha disrupción tecnológica que haya. La compañía es una máquina de generar caja y tiene un gran presidente”. Respecto a Vidrala, especializada en la fabricación y venta de envases de vidrio para la industria alimentaria, “se ha dedicado a generar capital y luego a comprar compañías que han generado valor desde el primer minuto”. Por su parte, Hurtado apunta hacia el buen management de CIE Automotive. “Ha crecido inorgánicamente sin desbordar la deuda, ha hecho una integración ejemplar de las compañías adquiridas y, en un sector muy apretado en márgenes como es el automovilístico, opera con puntos porcentuales por encima de sus competidores”, describe.

El modelo directivo a seguir por Badelon es el de Warren Buffett al frente de Berkshire Hathaway. Confiesa que ha tardado 15 años en comprender la marca por excelencia del value investing internacional. “Su modelo de negocio es sencillo, pero el holding no tanto, con varias filiales dentro. Cuando entiendes la corporación, no existe duda. Tiene un gran inversor -el propio Buffett- que conoce miles de compañías y que él mismo decide cómo gestionar el capital que genera la empresa”, resume el gestor francés.

El MAB: desarrollo de pymes vs riesgo de liquidez

El seguimiento del MAB como nicho de inversión es uno de los temas polémicos recurrentes entre los gestores españoles de fondos. En Metagestión tienen posiciones en nombres como Altia o Secuoya. “Valoramos positivamente el MAB. Es una oportunidad para desarrollar el tejido de pymes español”, defiende Ruiz. Por el contrario, en Mirabaud AM el MAB no es universo de inversión. “Para nosotros, la liquidez es un tema muy importante, el que llegues al valor fundamental de una empresa y puedas venderla sin problemas. Además”, añade Hurtado, “el reporting de estas compañías es menor que en el mercado continuo”. De ahí que para la gestora de Mirabaud AM “el mercado continuo es lo suficientemente amplio para encontrar valor y no tener riesgo de liquidez”.

Profesionales

Noticias relacionadas