De Bruselas a Nueva Delhi: los gestores españoles apuestan por fondos de bolsa europea y de emergentes


Con permiso de los fondos de renta variable española y europea, la alternativa más consistente y atractiva para el próximo año llega desde los mercados emergentes, tanto si se trata de fondos de renta fija como de fondos de renta variable.

Según la última encuesta mensual de expertos elaborada por Funds People, entre septiembre de 2014 y septiembre de 2015, los fondos de acciones europeas y españolas podrían lograr un rendimiento del 6,5%. Aunque el potencial de estos dos activos en anteriores encuestas era considerado por los gestores españoles como mayor frente al actual, aún siguen siendo las dos vías más seguras para subirse al tren de la rentabilidad.

Si algo no genera duda alguna es el tipo de compañías en las que invertir. El 100% de gestores locales introduciría en cartera empresas de gran capitalización, en comparación con un tercio de los expertos que entraría en valores de pequeña y mediana capitalización.

En un más que preavisado entorno de revalorizaciones a la baja en los fondos de renta fija desarrollada, los fondos especializados en mercados emergentes se postulan como la opción más completa a la hora de ir consiguiendo rentabilidades positivas y al alza.

Los fondos de renta fija de la zona euro, japonesa y estadounidense se moverán de aquí a un año en una horquilla que va desde el negativo 0,2% hasta el positivo 0,2%. Los inversores que busquen entrar a través de fondos de inversión en bonos desarrollados, tendrán que asumir pérdidas (en el caso de Estados Unidos) y rentabilidades nulas (como podría suceder en Japón) o casi nulas (si se trata de la zona euro).

Para contrarrestar, los fondos de renta fija emergente podrían alcanzar durante los próximos 12 meses un rendimiento del 2% y, los de renta variable emergente, del 3,8%.

Los mercados emergentes que más gustan a los gestores españoles son los conformados por los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Ocho de cada diez encuestados entraría en estos momentos en alguno de estos mercados, frente a cinco de cada diez que lo haría en otros mercados emergentes como los frontera.

El parqué de Japón le toma la delantera al de Estados Unidos

En esta ocasión, parece que los especialistas nacionales no confían del todo en el recorrido de los fondos de renta variable estadounidense, que podrían marcar un 1,6%. Sin embargo, parecen decantarse por los fondos de bolsa nipona, con un potencial del 5% hasta el próximo septiembre.

Bancos y aseguradoras, los valores más codiciados

Aunque, en conjunto, los fondos sectoriales no convencen a los gestores españoles, sí que hay una categoría dentro de éstos que se gana su beneplácito: los fondos de financieras, que sacan un notable este mes.

Ninguno de los otros cuatro tipos de fondos sectoriales -biotecnología, construcción, sanidad y tecnología, medios de comunicación y telecomunicaciones (TMT)- pasan el corte este mes.

El inmobiliario recupera la confianza perdida

Tras ser uno de los activos alternativos más vilipendiados de los últimos años al estar, en parte, en el origen de la crisis económica y financiera mundial actual, el inmobiliario parece ganar atractivo de nuevo para los gestores españoles, dado que un 50% de los encuestados invertiría en este tipo de activo, frente a un 33% que lo haría en capital riesgo y otro 17% que haría lo propio en hedge funds. Las materias primas, sin embargo, siguen sin despertar el interés de los especialistas nacionales.

Monetarios, mixtos y renta variable europea, las tres grandes bazas a jugar

Para amortiguar posibles futuras subidas de tipos por parte de los principales bancos centrales, los gestores españoles aconsejan invertir en fondos monetarios si se trata de renta fija de cara al próximo trimestre. Los fondos mixtos siguen en primera línea de sus pensamientos para los siguientes tres años, donde les acompañan los fondos de renta variable española en el medio plazo y los de renta variable europea y global en el largo plazo.

En sentido opuesto, siete de cada diez gestores avisan del peligro de conservar participaciones en fondos de renta fija a largo plazo de deuda pública, de ahí que recomienden su venta. Tampoco los fondos de renta fija corporativa ni los de renta variable estadounidense parecen convencerles del todo, ya que entran en su lista de productos a desinvertir.

Noticias relacionadas

Lo más leído