David Ardura: “Draghi nos ha dado un escalón más”


Las medidas tomadas por el BCE, según David Ardura, gestor del Gesconsult Renta Fija Flexible, “nos ha dado un escalón más”. En este sentido, Ardura piensa que las palabras de Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), suponen un nuevo empuje para la deuda soberana de países periféricos, a la que le queda “cierto recorrido en todos los tramos”. “Mientras que llega el crédito va a haber mucho carry”, explica el gestor.

España, área de conocimiento de los gestores de Gesconsult, siempre ha sido la inversión principal de la entidad. Tanto en los momentos buenos como en los  malos. “En el momento en que España estaba mal visto, nuestro objetivo era preservar capital” confiesa Ardura, que señala cómo su producto ahora “está muy orientado para aprovechar el actual entorno de mercado”.

“Este es el escenario donde comercialmente funciona muy bien”, indica el gestor. Sin embargo, Ardura no limita el potencial del fondo al futuro más cercano. “En un escenario donde comiencen a subir los tipos y sea aún favorable para la bolsa, podría hacerlo mejor que otros de renta fija”, piensa el gestor, basándose en la flexibilidad que ofrece su vehículo.  

La flexibilidad no es una coletilla

En el Gesconsult Renta Fija Flexible la flexibilidad “no es una coletilla”, apunta Ardura. Es un fondo que puede situarse en duraciones de monetario y que puede llegar a alcanzar, por folleto, hasta un 30% de exposición a renta variable. Con un objetivo de volatilidad de entre el 3,5% y el 4%, invertirá el porcentaje restante en renta fija, que tenga calidad crediticia de investment grade. No obstante, están ya en trámites con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)  para ampliar su campo de inversión -con un límite máximo del 15%- a emisiones de high yield.

De esta manera, el fondo podría acceder a emisiones de renta fija lusa donde, al igual que España e Italia, el gestor todavía ve recorrido. Actualmente la mitad de su cartera se encuentra posicionada en deuda pública de estos países, incluida la emitida por Comunidades Autónomas como Madrid, Navarra, País Vasco y Castilla y León. “Ofrecen un diferencial interesante frente a la soberana y no han tenido problemas de financiación”, justifica Ardura.

Asimismo, el fondo tiene un 25% de exposición a cédulas hipotecarias tanto multicedentes como no, una apuesta importante hasta ahora y que poco a poco, con el objetivo de premiar la liquidez, han ido reduciendo a favor de la deuda pública. Residualmente-no llega al 3%- ha comenzado a comprar bonos de inflación ya que “ahora entrar está muy barato”. Un ejemplo de ello ha sido el primer bono español ligado a la inflación, que ofrecía un interesante diferencial. De hecho, han sustituido un italiano por éste.

En cuanto a la corporativa, Ardura no tiene dudas, “si puedo escoger, me gusta más la acción”. A pesar de ello, sí ha accedido a algunas emisiones europeas de deuda subordinada o no europeas, pero que han emitido en euro, como Petrobras.

Más agresivo en renta variable

En el escenario previsto para los próximos meses, el movimiento lógico que debe tomar la cartera del fondo, según Ardura, es “tener una menor duración y ser más defensivos en renta fija y agresivos en renta variable”.

Por ahora, el fondo tiene una exposición del 20% a bolsa, en donde dos tercios son compañías españolas y un tercio europeas. Una parte de la cartera en la que tiene mucha influencia las ideas que surgen de Alfonso de Gregorio, Lola Jaquotot y los dos analistas de la gestora (Silvia Merino y Gonzalo Sánchez).

En el sector financiero, Santander, BBVA y Caixa son tres de sus apuestas más importantes, debido a que encajan mejor en el perfil de la cartera. En la primera, Ardura considera que la penalización por Brasil ya está puesta en precio y destaca su capacidad de dar crédito, mientras que le gusta el banco catalán por ser uno de los pocos bancos con su valorización por debajo de su valor en libros, junto a la exposición que tiene al crecimiento doméstico.

Parte de su positivismo en el activo reside en que, si el euro sigue bajando, los resultados empresariales irán al alza. Comparte que está cara; eso sí, no cree que lo esté tanto “si después de la expansión de múltiplos hay una expansión de beneficios”.

Expansión del patrimonio

El crecimiento patrimonial del Gesconsult Renta Fija Flexible en este tiempo ha sido exponencial. De los 65 millones de euros que juntaba a finales del 2013 hasta los 110 millones de la actualidad, le permite saltar la barrera clave de volumen para ser considerado por muchos selectores de fondos.

“Empieza a interesar a clientes grandes ya que es un fondo muy interesante para ciertas carteras” por el perfil de riesgo/rentabilidad del fondo (un 3,27% de volatilidad y un 7,11% de rentabilidad*), cuenta Ardura.

* datos a 5 junio de 2014.
Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído