CX Inversión reportará a BBVA un 10% del beneficio total de Catalunya Banc a partir de 2018


Poco a poco se van despejando las dudas que acechaban a la operación de adjudicación por parte del FROB de Catalunya Banc a BBVA por 1.187 millones de euros en la subasta pública resuelta ayer por la noche.

En una presentación realizada esta mañana en la que estaba presente el director de Estrategia y Finanzas de BBVA, Jaime Sáenz de Tejada, el grupo español ha reconocido que, de los 1.187 millones ofertados y que le convirtieron en el ganador de la subasta, pondrá de momento algo más de 600 millones de euros, quedando así más de 400 millones sujetos a un crédito fiscal que BBVA ha solicitado para poder llevar a cabo la operación con el consentimiento del FROB, que actuará como garante. De ser denegado ese crédito fiscal, BBVA tan sólo desembolsaría cerca de 600 millones por el banco catalán.

Los máximos responsables de la entidad presidida por Francisco González están más que convencidos de la idoneidad de su adquisición. A juicio de Sáenz de Tejada, “estamos comprando una entidad que ya ha sufrido una transformación significativa y que tiene una base de clientes importante en un momento en el que el ciclo sobre España está mejorando”. BBVA prevé un crecimiento del PIB español superior al 2% en 2015.

Con esta adjudicación, BBVA fortalece aún más su presencia en Cataluña, “una de las regiones más ricas de España”. Sus dirigentes estiman aumentar su cuota de mercado catalana hasta el entorno del 25% aunque han rehusado entrar en detalles sobre si lo harán con marca BBVA o Catalunya Banc. “No es una prioridad liquidar la marca Catalunya Banc, pero se estudiará”, anticipan desde el banco.

La red bancaria de Catalunya Banc está compuesta por 773 oficinas, de las cuales 730 (un 94%) se encuentran en Cataluña y las 43 restantes (un 6%) se reparten por el resto de España.

Para la firma española “no ha sido una sorpresa ganar la subasta”, dado que “nos ha beneficiado la presencia ya relevante en Cataluña con Unnim”, adquirida en marzo de 2012 e integrada en BBVA en mayo de 2013. Unnim Banc ha sido una de las grandes bazas jugadas por el banco de origen vasco, que, según su director de Estrategia y Finanzas, cuenta con una “experiencia demostrada en operaciones de fusión y adquisición (M&A, por sus siglas en inglés)”. “Unnim es el ejemplo, una operación donde no hubo sorpresas negativas y que, por el contrario, ha dado mejores resultados de los esperados inicialmente”, justifica Sáenz de Tejada.

Una vez resuelta la adjudicación, BBVA calcula que, desde 2018, Catalunya Banc le reportará unos beneficios anuales de 300 millones de euros, de los cuales un 10%, es decir, 30 millones, provendrían de Catalunya Caixa Inversión, la gestora de activos del banco catalán, que facilitará una importante "sinergia de ingresos" al grupo.

El futuro de Catalunya Caixa Inversión

BBVA no ha pensado aún qué hacer con la gestora de Catalunya Banc, la cual podría seguir funcionando de manera autónoma al mantener su capacidad de decisión sobre la política de inversión, su equipo de gestión y su marca de fondos CX o, por el contrario, pasar a formar parte de BBVA Asset Management, la propia gestora de BBVA, en cuyo caso tendría que producirse una integración de la gama de fondos de CX Inversión en BBVA AM y, al mismo tiempo, estudiarse cómo recolocar a responsables de gestión y gestores de CX Inversión en la plantilla de BBVA AM.

Hoy por hoy, apunta la entidad, “es pronto para saber qué se hará con Catalunya Caixa Inversión”. De lo único que están seguros en BBVA es de que seguirán apostando por empujar comercialmente los fondos de inversión entre los clientes de Catalunya Banc.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído