Tags: Europa | EE.UU |

Curva de tipos invertida: ¿estamos ante un síntoma de próxima recesión?


Durante las siete recesiones (crecimiento negativo del PIB) que hemos tenido los últimos 50 años, ha habido ciertos síntomas repetibles que podrían ayudar a prevenir una futura crisis, sirviendo de alarmas para que los bancos centrales se anticipen y puedan actuar para prevenirla.

Uno de estos síntomas es que la curva de tipos americana estuvo invertida las siete veces que ocurrió. ¿Qué es una curva de tipos de interés invertida? Nos referimos al fenómeno que ocurre cuando los tipos a corto plazo son más elevados que los tipos a largo plazo. Ya en marzo lo estuvo unos días y más recientemente, concretamente el 31 de mayo de este año, ha vuelto a suceder. Los Treasury Bills a tres meses cotizaban 21 puntos básicos por encima de los Treasury Notes a 10 años en el mercado de deuda americano.

La alarma salta cuando esto persiste durante más de un mes, así como si aumenta los puntos básicos en los que cotiza por encima el corto plazo, frente al largo plazo de la curva de tipos. No es de extrañar que, ante estos movimientos de la curva, los bancos centrales estén tomando posiciones. Algunos expertos han pasado de predecir dos potenciales subidas de tipos cuando nos encontrábamos en enero, a que no iba a haber ninguna un par de meses después, pero es que más recientemente estos mismos expertos indican en sus research notes que están anticipando hasta dos bajadas de tipos de la Fed durante 2019.

Es decir que la Fed se está tomando muy en serio el anticiparse a una posible recesión, y la curva de tipos invertida junto a otros indicadores, les está marcando el nuevo camino a seguir en sus próximas reuniones en las que muy probablemente anunciaran potenciales bajadas de tipos, algo que casi ningún experto anticipaba en enero.

También hemos visto al BCE con Mario Draghi a la cabeza, indicando explícitamente que está estudiando nuevas medidas a tomar para anticiparse a cualquier potencial recesión que pudiera haber en los próximos meses también en Europa. En el caso del BCE los tipos están al 0% y bajar los tipos no es una herramienta que muchos expertos viesen con buenos ojos (tipos de interés negativos), por lo que están estudiando otras medidas como las inyecciones de liquidez a través de los TLTROS, o incluso volver a comenzar un nuevo programa de compras de deuda en el mercado (Quantitative Easing).

Expertos americanos que sigo, estiman la posibilidad de recesión con esta curva de tipos invertida de tipos que tenemos actualmente en USA en el entorno del 30%, un porcentaje que desde luego no es 0. Es por ello que debemos estar preparados para ver a la Fed bajando los tipos de interés antes de fin de año (en USA sí tienen margen para bajar tipos ya que se encuentran en una horquilla entre 2,25% y 2,50% desde Diciembre 2018), y al BCE inyectando liquidez en el mercado, bien a través de TLTROs (Targeted Longer-Term Refinancing Operations – prestamos que el BCE ofrece a los bancos para inyectar liquidez), bien a través de otro programa de compras de deuda (Quantitative Easing), o bien a través de ambos a la vez.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído