Cuatro nuevos fondos de renta fija, divisas y materias primas llegan a España de la mano de ING IM


La gestora de ING ha lanzado nuevos fondos de inversión al mercado español: se trata de cuatro productos, dos de ellos de renta fija, uno de divisas con filosofía de retorno absoluto y otro de materias primas. Los tres primeros (ING (L) Renta Fund FX Alpha, Europe High Yield y Emerging Markets Corporate Debt) forman parte de su sicav ING (L) Renta Fund; de ellos aún falta por registrar el último en CNMV. El cuarto es ING (L) Invest Commodity Enhanced, un producto con un universo de inversión formado por una veintena de materias primas y una estrategia cuantitativa que puede ayudar a reducir la volatilidad de las carteras.

Estos lanzamientos se enmarcan en un contexto en el que la gestora se encuentra reorganizando su gama de fondos dentro de las cuatro sicav que tiene actualmente registradas en CNMV -ING (L), ING (L) Renta Fund, ING (L) Patrimonial y ING Index Linked Fund-, con el objetivo de simplificar su estructura. Los cambios están pendientes de aprobación por parte de los accionistas y se harán efectivos dentro de unos meses.

Con respecto a los nuevos productos, el ING (L) Renta Fund FX Alpha es un fondo de divisas con filosofía de retorno absoluto y con un objetivo de Eonia más 4%. La rentabilidad sobre el “cash” se obtiene mediante una gestión activa en los mercados de divisas tanto desarrollados como emergentes, realizada por los especialistas de FX de ING Investment Management. Así, el fondo invierte en instrumentos líquidos y transparentes, básicamente activos del mercado monetario y contratos “forward” de divisas, para conseguir una cartera que explota una amplia variedad de estrategias de inversión posibles, con un retorno ajustado por riesgo mejor que el de las estrategias individuales. El fondo es gestionado por Jacco Rouw, gestor senior de inversiones globales de divisas de ING IM, con 15 años de experiencia.

“Los mercados de divisas son ineficientes y ofrecen oportunidades de inversión muy atractivas. Además, una de las principales ventajas de la inversión en los mercados de divisas son los beneficios de la diversificación de este tipo de activos frente a los activos más clásicos como acciones o bonos”, comenta el gestor. El fondo tiene un objetivo de volatilidad del 6%, con un rango de 3% a 9%, y su divisa de denominación es el euro.

En segundo lugar, ING (L) Renta Fund Europe High Yield es un fondo de fuerte convicción que invierte en bonos corporativos sin grado de inversión, denominados en divisas europeas. Sjors Haverkamp, el gestor del fondo, explica que sus 13 años de experiencia le han llevado a creer que "las ineficiencias en la valoración del mercado high yield europeo se deben a la iliquidez que genera la irregularidad de los flujos de mercado y la limitada capacidad de análisis fundamental de los inversores, que frecuentemente sustituyen la beta de high yield por el alpha de las principales clases de activos", explica. Unas ineficiencias de las que puede sacarse provecho mediante el análisis de las compañías y de la relación rentabilidad-riesgo.

El equipo está integrado en el de high yield global, que gestiona más de 45.000 millones de dólares. La estrategia no invierte en deuda soberana de mercados emergentes, haciendo del producto un fondo puro de crédito corporativo high yield. El fondo no sigue ningún estilo predeterminado y suele contener entre 40 y 60 valores. El objetivo del fondo es batir al índice de inversión (Merrill Lynch European Currency High Yield 3% issuer Constrained excl. Sub-Financials) en al menos 100 puntos básicos al año.

Crédito emergente y materias primas

La rápida transformación de los países emergentes hacia economías fuertes y estables, ha dado lugar a una serie de oportunidades de crédito, distintas de las de la deuda soberana tradicional. El fondo ING (L) Renta Fund Emerging Markets Corporate Debt es gestionado de forma activa por Víctor Rodríguez y Nish Popat, y se apoya en los recursos de más de 180 especialistas de inversión sitos en mercados emergentes. Los gestores explican que “la deuda corporativa emergente no sólo ofrece Tires atractivas y mayor diversificación que cualquier otra cartera de renta fija global, sino que proporciona a los inversores importantes oportunidades de generación de alpha, gracias a que la clase de activos continúa mejorando y su participación en los mercados de crédito es cada vez mayor”.

El equipo forma parte de la Boutique de Mercados Emergentes Global de ING IM, liderada por Rob Drijkoningen, un pionero en la inversión en deuda de mercados emergentes que supervisa cerca de 74.000 millones de dólares. El objetivo del fondo es batir al JP Morgan Corporate Emerging Market Bond Index Diversified en 100-200 puntos básicos anuales (antes de comisiones) a lo largo de todo un ciclo de mercado, con un tracking error anualizado de aproximadamente 200-400 puntos básicos.

Por último, el ING (L) Invest Commodity Enhanced es un fondo de commodities que pretende ofrecer una exposición eficiente a una cartera diversificada de materias primas, con el objetivo de batir a su índice (DJ UBS Commodity Index), con un tracking error del 2%. La cartera está formada por más de 19 tipos de materias primas, y se construye en base a modelos cuantitativos que cumplen las exigencias y regulaciones UCITS III. Edwin Cuppen y Ghilain Vermieren son los gestores del fondo, y ambos forman parte del equipo de Estructurados de ING IM, que gestiona más de 15.000 millones de dólares. Los gestores explican que “una estrategia de semejantes características ayudará a reducir la volatilidad de una cartera”.

El fondo invierte en los 5 subgrupos que actualmente componen el índice de referencia (energía, metales preciosos, metales industriales, agricultura y ganadería), mediante futuros muy líquidos que se negocian en diferentes mercados globales como el London Metal Exchange y el NYMEX, CME, CBOT, ICE-US y COMEX.

 

Empresas

Lo más leído