Cuatro factores para invertir con éxito en renta variable europea


TRIBUNA de Ken Hsia, gestor del Investec GSF European Equity Fund. Comentario patrocinado por Investec Asset Management.
 
Buscar entre más de 1100 empresas europeas para crear una cartera concentrada con un máximo de 70 posiciones de alta convicción. Ese es el reto que se nos plantea al equipo del Investec GSF European Equity Fund, fondo con cinco estrellas Morningstar que cuenta en España con las calificaciones de Favorito de los analistas y Consistentes del sello Funds People y que comercializa en Iberia Capital Strategies Partners.

Para afrontar esta tarea contamos con la estrategia 4Factor, basada en la idea de que son los propios inversores, con sus sesgos de comportamiento, los que generan ineficiencias en los mercados de renta variable. En el equipo de renta variable europea de Investec AM somos conscientes del impacto que pueden tener los aspectos conductuales en la inversión. Por eso, la estrategia 4Factorestá diseñada para analizar las empresas de forma consistente y replicable, minimizando nuestra propia propensión a los sesgos.

Cuatro factores…

Nos proponemos invertir en empresas de gran calidad a precios atractivos que registran mejoras operativas y que han despertado el interés de los inversores. Por ese motivo solo participamos en negocios que exhiben cuatro factores clave: estrategia, valor, beneficios y datos técnicos.

A largo plazo, los mercados de renta variable tienden a recompensar a las empresas que son capaces de crear riqueza para sus accionistas. El factor estrategia nos permite centrarnos en aquellas que históricamente han distribuido unas rentas de inversión elevadas.

Por otro lado, las empresas con valoraciones inferiores a su valor fundamental tienden a generar rentabilidades superiores a largo plazo. Así, el elemento valor nos lleva a invertir en empresas que coticen con descuento con respecto a su valor intrínseco –pero no a cualquier precio, lo que nos permite evitar aquellos valores que tienen motivos para estar baratos.

El atributo beneficios se fija en las revisiones al alza de beneficios y se basa en la idea de que el mercado suele reaccionar con lentitud ante las nuevas tendencias y, por lo tanto, los supuestos en los que descansan las valoraciones pueden estar desfasados.

Por último, los datos técnicos miden la fortaleza relativa de la cotización y reflejan la reacción de los inversores ante un cambio de fundamentales. Entender las tendencias de la cotización nos aporta información sobre el sentimiento del mercado con respecto a un determinado valor.

…y tres temas de inversión

Estos cuatro factores equiponderados se plasman en una cartera adaptable de alta convicción que no se ve limitada por un índice de referencia ni en términos de estilo de inversión o capitalización de mercado. La cartera, que registra un active share del 83%, refleja tres grandes temas de inversión:

  1. ganadores globales, que disfrutan de una ventaja competitiva a nivel mundial;
  2. empresas con exposición a Europa que cuentan una oferta diferenciada y un posicionamiento competitivo, y
  3. evitar los sectores que presentan más retos.

El gráfico inferior recoge la composición de la cartera (a 31 de julio de 2017). En general, las transacciones más recientes han incrementado nuestra exposición a valores más sensibles al ciclo económico.

Captura_de_pantalla_2017-10-30_a_la_s__15

Oportunidades en Europa

Superadas las principales citas electorales de este año –Francia, Países Bajos, Alemania– y pese a la incertidumbre que sigue reinando sobre las infructuosas negociaciones sobre el brexit, el riesgo político parece haberse reducido en Europa. Por eso, creemos que los inversores deberían centrarse en el hecho de que la región cuenta con un gran número de empresas que son líderes mundiales en sus respectivos sectores y que continuarán disfrutando de claras ventajas competitivas y oportunidades a nivel mundial.

Para nosotros, invertir a largo plazo en Europa significa invertir en empresas europeas y en expertise, no en países ni en economías. La estrategia 4Factor™ se adapta a las condiciones generales a partir de las señales que emanan de nuestro análisis bottom-up, que filtra los sesgos políticos y económicos de los mercados para revelar oportunidades de inversión que el consenso ha pasado por alto.

Ahora mismo, nuestro proceso de inversión nos hace decantarnos por las empresas financieras, ya que se está produciendo una alineación los factores micro y macro: mejora de las condiciones de empréstito y rebajas de costes junto con el viento a favor que representa la normalización de los tipos de interés.

Vemos buenas oportunidades entre los bancos austriacos por su exposición a Europa del Este, donde los préstamos registran una penetración más baja, así como en Irlanda y España donde, tras la dolorosa reestructuración del sector bancario, se dan las condiciones adecuadas para una recuperación razonable.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído