Cuatro estrategias de inversión de La Française para agosto


Agosto suele ser tradicionalmente un mes de calma chicha en los mercados, tanto de renta fija como variable. Pero no ha sido así en los últimos veranos, y teniendo en cuenta el 'aperitivo' en forma de corrección a cuenta del mensaje de la Reserva Federal de que retirará los estímulos, La Française Asset Management da en su último informe mensual cuatro claves para posicionarse estratégicamente en agosto, especialmente teniendo en cuenta su visión de que la caída de liquidez podría generar algo de volatilidad en los mercados de renta fija. 

Desde la gestora francesa han optado por tomar una posición neutral en el mercado. Por un lado, consideran que “los nuevos signos son mayoritariamente positivos”, con la perspectiva de un BCE más acomodaticio y signos de recuperación empresarial… pero por otro, estiman que Europa está “políticamente esposada por las elecciones alemanas”, pues no prevén ningún evento relevante hasta que concluyan los comicios. 

Teniendo en cuenta este escenario, los expertos de la firma gala reducen sus estrategias en renta variable a tres vectores: sector agribusiness, especialmente destilerías y cerveceras, lujo y salud. Del primero resaltan como motores de crecimiento el incremento de las ventas, márgenes resistentes y fusiones y adquisiciones a precios económicos. Del sector de lujo destacan que las valoraciones están en niveles históricamente bajos y en cuanto a las compañías vinculadas a la salud, estiman que todavía persisten los motores de crecimiento de los últimos meses: expiración de patentes, mejora de la legislación sanitaria países emergentes y el desarrollo de nuevas vacunas. 

En la parte de mercados emergentes, desde la gestora afirman que “la inflación permanece bajo control” en la mayoría de países en vías de desarrollo, gracias a la gran actividad mostrada por muchos bancos centrales en las últimas semanas. Sin dejar de lado la inestabilidad política y las protestas callejeras vistas en Egipto, Brasil y Turquía, desde La Française han optado por incrementar gradualmente posiciones en deuda emergente y renta variable emergente y retirar parte de las coberturas sobre divisas

La estrategia que han adoptado en la firma en el campo de renta fija parte de una actitud más cauta con respecto a países periféricos, reduciendo riesgo y madurez de los bonos de su cartera para “capitalizar el rol estabilizador jugado por la autoridad monetaria”. Recomiendan tener especial cuidado con Portugal. Al tiempo, están volviendo gradualmente a valores vinculados a índices. Sin embargo, tras la corrección del último mes, “las oportunidades se están presentando por sí mismas”. Les gustan los bonos no financieros de países del centro de Europa y el segmento de high yield denominado en dólares.

En la parte de divisas, están largos en dólar contra el euro “dado el crecimiento robusto de Estados Unidos y como un sesgo contra mayores flujos de salida de emergentes”. Su objetivo es 1,28 dólares.

Archivos adjuntos

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído