¿Cuántos meses de ahorro se han perdido en la corrección de las bolsas?


Los inversores han pasado de subestimar la gravedad de la crisis (mercados boyantes) a una escalada global completa (con Estados Unidos uniéndose a las medidas de emergencia) que ha llevado a una disrupción y sobrereacción en los mercados. Según Pascale Blanqué, director de Inversiones en Amundi, Vincent Mortier, director de Inversiones adjunto, y Monica Defend, responsable de Análisis y Estrategia en la entidad, todavía estamos en esta fase de sobre-reacción y es probable que continúe durante algún tiempo, ya que el flujo de noticias es intenso. “Es un momento en el que es demasiado tarde para vender y demasiado pronto para comprar”, afirman.

A su juicio, vender ahora podría dañar la capacidad de los inversores para alcanzar sus objetivos a largo plazo. “Los mercados seguirán siendo volátiles en busca de un verdadero catalizador para tocar fondo (una clara señal de contención en Europa junto a un apoyo fiscal y monetario coordinado, o el descubrimiento de un tratamiento médico). Para Fabio Riccelli, gestor de Fidelity International, la reacción de las bolsas ha bordeado el pánico. "Pronosticar los efectos económicos reales del covid-19 es prácticamente imposible y una tarea más propia de adivinos", señala.

El mercado bajista de renta variable puede ser inusual y probablemente de una magnitud extrema pero, a juicio de la mayoría de gestoras, no será tan duradero como el de 2008-2009. El S&P 500 ha caído aproximadamente un tercio desde su nivel máximo, llevándose por delante todas las plusvalías acumuladas desde comienzos de 2017. El 19 de febrero, el índice S&P 500 marcó un nuevo máximo histórico al alcanzar los 3.393,52 puntos. Desde entonces se ha desplomado un 30%. “Sin duda, un porcentaje considerable que, con toda probabilidad, aumentará aún más”, auguran desde DWS. Sin embargo, en 2008-09 perdió mucho más.

Desde la gestora alemana subrayan que las caídas aún no son lo suficientemente elevadas para alcanzar el primer puesto, aunque el tercero sí está cerca. “Para llegar a los niveles de la crisis financiera de 2008-09, el índice tendría que perder aproximadamente otro 40% y caer hasta los 1.450 puntos. Creemos que la corrección actual no estará a la altura, por así decirlo, a pesar de lo reciente que es. Pero hay otra forma de valorar las caídas del mercado: calcular cuánto tiempo tardó el índice en acumular las ganancias que ha perdido. Dicho de otra forma, ¿cuántos meses de ahorro se han perdido en la corrección?

El S&P 500 alcanzó por primera vez el nivel actual en marzo de 2017, por lo que se han perdido 37 meses de plusvalías. Sin embargo, el récord está en los 154 meses que se perdieron en la corrección sufrida entre finales de 2007 y marzo de 2009.

El DAX se encuentra en niveles de mayo de 2013, un retroceso de casi siete años. No obstante, el DAX es un índice de rentabilidad total, es decir, que incluye dividendos. La situación es mucho peor para el índice de precios DAX (que excluye los dividendos), así como para el EuroStoxx 50 y el FTSE 100: estos índices alcanzaron por primera vez los niveles actuales en 1997/1998. Por su parte, el S&P 500 con dividendos se sitúa en niveles de septiembre de 2017, lo que no representa una gran diferencia con respecto al índice de precios original.

Captura_de_pantalla_2020-03-22_a_las_17

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído