¿Cuánto valen las gestoras españolas?


Alrededor de 25 puntos básicos anuales sobre sus activos bajo gestión. La compra de Gespastor por parte de Espírito Santo por una cantidad de 25,75 millones de euros ha puesto precio al negocio de la gestión en España. La cifra supone pagar una cantidad equivalente al 1,85% de los activos bajo gestión con un acuerdo de comercialización en exclusiva por un periodo de, al menos, siete años. Esto se traduce en pagar unos 26 puntos básicos por cada uno de los años que dure el acuerdo.

Esta cantidad encaja con las últimas cifras oficiales publicadas por CNMV de los resultados logrados por las gestoras de fondos de inversión españolas en 2009. En las mismas se puede ver que las comisiones de gestión cobradas por las gestoras españolas fueron de 1.576 millones de euros. De este total, 1.147 millones se cedieron a los distribuidores, por lo que el negocio de gestión se quedó con 429 millones de euros, lo que representa 22 puntos básicos de los 195.119 millones gestionados por estas entidades a finales del pasado año.

Si se observan las cifras de Gespastor en diciembre pasado, la entidad obtuvo 2.220 millones de euros tras retroceder al distribuidor, equivalentes a 16 puntos básicos del patrimonio gestionado en el año. Es decir, se habría incluido una prima de alrededor del 50% para lograr el acuerdo en exclusiva por este periodo de tiempo.

La operación de Gespastor sólo ha sido la primera en un momento en que numerosas entidades de gestión españolas están en venta, debido a las necesidades de liquidez de las entidades bancarias españolas y a la necesidad que tienen de centrarse en el negocio puro bancario.

Visto estas cifras, las próximas operaciones podrán moverse en unos niveles entre 25 y 35 puntos básicos anuales del valor de los activos que gestiona la entidad adquirida. No obstante, habrá importantes diferencias en las transacciones debido a la diferente política de inversión de los activos en cartera. Aquellas con más peso de la renta variable tendrán más margen para la entidad compradora. Por otra parte, también habrá que tener en cuenta las diferencias en la política de retrocesión al distribuidor que existe entre unas entidades y otras. Mientras entidades bancarias, como Barclays, Unicaja, BBVA o Ahorro Corporación, retribuyen con un elevado volumen de sus comisiones a la red, las gestoras de otros grupos independientes en los que tienen menos peso las redes consiguen una elevada rentabilidad, quedándose con más de 100 puntos básicos. Entre ellas destaca Bestinver, una de las joyas del mercado español de la gestión, con 121 puntos básicos de ingresos sobre la comisión de gestión después de retroceder a las redes de distribución.

No obstante, este segundo elemento pierde fuerza una vez que la gestora adquirida se integra en la política de retribución de la entidad. Es decir, el mayor margen que tiene una gestora independiente en la actualidad al no tener que retribuir a las redes se pierde una vez que adapta su política de retrocesión de comisión a la de la entidad compradora. Por eso, el elemento fundamental en la valoración es el perfil de activos que tienen sus fondos.

Si se toman los 25 puntos básicos anuales como un nivel medio de las operaciones que se pueden realizar, el negocio cercano a los 190.000 millones de euros que tienen ahora las gestoras españolas en fondos y sicav tendría un valor de unos 3.300 millones de euros para transacciones que busquen una estabilidad del negocio entre cinco y siete años.

 

Lo más leído