Tags:

¿Cuánto les costaría a los contribuyentes europeos la salida de Grecia del euro? AXA IM echa cuentas


La segunda vuelta de las elecciones que Grecia celebrará en el mes de junio “probablemente tendrán como resultado la salida de este país del euro”. Así lo cree AXA Investment Managers, en un documento en el que la gestora francesa echa cuentas y calcula cuánto lo podría costar a los contribuyentes europeos la exclusión de Grecia de la Unión Económica y Monetaria. Según sus estimaciones, “esto tendría un coste para los contribuyentes de la Eurozona de unos 300.000 millones de euros”, una situación que, de materializarse, “alentaría las tensiones políticas entre los países miembros”. Por este motivo, desde AXA IM entienden que “la crisis del euro alcanzará un nuevo clímax en las próximas semanas”.

En un informe en el que la gestora da a conocer la asignación de activos recomendada, la firma reconoce “seguir manteniendo la fe en el crédito”, al considerar que “la eliminación del riesgo favorece una posición larga táctica en los principales bonos del Estado”. A corto plazo, la gestora entiende que “los valores refugio como los bonos del Tesoro de Estados Unidos se beneficiarán de la crisis del euro a pesar de sus valoraciones poco razonables”. Por otro lado, AXA IM también reduce la exposición a la renta variable ante las turbulencias que previsiblemente azotarán los mercados a lo largo de las próximas semanas como consecuencia de crisis europea.

En su opinión, “la economía global se está recuperando tras la casi paralización registrada a finales del pasado año. “La demanda final la están impulsando los mercados emergentes y Estados Unidos”. En Europa, sin embargo, la situación es muy distinta. “Aunque los datos de marzo sugerían algunas noticias mejores procedentes de la zona del euro, los datos más recientes han sido decepcionantes. Las empresas afrontan fuertes vientos en contra resultantes del triple proceso de desapalancamiento (bancos, consumidores y gobiernos)”. En este sentido, “otro capítulo de la crisis del euro podría causar incluso un nuevo empeoramiento, si las compañías manufactureras recortasen sus planes de producción”, indica la firma francesa.

Noticias relacionadas