¿Cuánto cuesta un asesoramiento independiente?


Pocos en la industria de la inversión colectiva española nos hemos parado a pensar lo que cuesta un asesoramiento adecuado e independiente. De hecho, nuestra industria, muy bancarizada, nació sin vocación de cliente, más bien con vocación de producto. Se tiende a cobrar lo mismo por un fondo de inversión, te haya dado el asesoramiento “fulano” o “mengano”. Este problema lo tenemos tanto en los fondos de inversión como en los planes de pensiones.

Francamente en el debate sobre las retrocesiones que habeis abierto en esta web de Funds People, me temo que tenemos que matizar mucho sobre si los fondos de inversión son caros o baratos en España. Un fondo de inversión, “colocado” sin asesoramiento, puede definitivamente resultar caro, sobre todo si te cobran los mismos puntos básicos que en otro establecimiento que te da asesoramiento de calidad.

A medida que vamos pasando del enfoque producto al enfoque asesoramiento, y que vamos diferenciando ese asesoramiento, veremos que la industria española no es una industria cara. De hecho en otros países de centro Europa, diferencian el coste del producto del asesoramiento. El management fee, más bajo que en España, cobra por los servicios prestados por “factoría” y en definitiva por el producto, mientras que el “front fee” remunera por el asesoramiento del banquero personal o privado o por el “IFA” independiente. En España, los que diseñaron la industria juntaron ambos conceptos, “management fee” y “distribution fee”, lo que da como resultado un “management fee” total más elevado que en otros países Europeos. ¿A quién beneficia este sistema?, claramente a los bancos con grandes redes ya que el asesor independiente o agente se queda sin una importante herramienta de diferenciación para él, como es el “front fee”.

Como a estas alturas no vamos a poder cambiar la industria que hemos desarrollado, y que tampoco debemos olvidar que los propios clientes participaron en su creación, si algún cliente detecta esta anomalía siempre lo podrá solucionar seleccionando su propio asesor financiero.

Los proveedores extranjeros tuvieron que adaptar sus gamas de acciones al llegar al país a este sistema, ya en uso en España por la potente banca española con grandes redes de oficinas, y tuvieron que crear unas acciones especiales que permiten asimilar sus productos originales, con vocación de utilizar “front fee”, a productos que sólo tienen comisión de gestión, dando una mayor retrocesión. Lo que hicieron fue añadir al “management fee” centro Europeo un “distribution fee” dedicado a un mercado español, que no utiliza “front fee”. No hay que olvidar que la regulación de la figura del agente independiente o EAFI es reciente en España y que si hubiesen tenido un lobby importante en aquel momento, probablemente la industria podría haber evolucionado de forma diferente.

 

Profesionales