¿Cuánto caerían los mercados si Janet Yellen sube los tipos en junio?


Las actas de la reunión de abril del Comité Federal de Mercado Abierto dejaron en claro que la Reserva Federal de Estados Unidos desearía incrementar los tipos de interés de referencia ya sea en su reunión de junio o en la de julio, de darse las condiciones necesarias. La mayoría de los miembros del Comité dijeron que sería apropiado elevar las tasas en junio si la economía estadounidense continúa mejorando. Y, por ahora, el crecimiento estadounidense del segundo trimestre parece fortalecerse, recuerdan en MFS Investment Management. “Si bien el informe de empleo estadounidense del mes de abril, publicado hace dos semanas, fue ligeramente más débil de lo proyectado, varios datos recientes señalan un repunte tanto en la actividad económica como en la inflación”, afirman desde la entidad. Los expertos de la gestora ponen encima de la mesa los últimos indicadores conocidos.

La producción industrial de EE.UU. aumentó un sólido 0,7% en abril, impulsada por la producción de los servicios públicos, mientras que el índice de precios al consumidor avanzó un 0,4%, la mayor lectura mensual en más de tres años. La construcción de nuevas viviendas aumentó a un ritmo más rápido de lo esperado en abril, un 6,6%, mientras que los permisos de construcción crecieron un 3,6% frente al mes anterior. “Los datos más recientes están acordes con la retórica de línea más dura por parte de la Reserva Federal”, aseguran desde MFS IM. Esto ha hecho que las probabilidades que está dando el mercado para ver un movimiento al alza de los tipos hayan aumentando. Según CME Group FedWatch, por precios de futuros el pasado viernes, la probabilidad que otorgan los participantes del mercado a un próximo aumento de tipos de interés de la Fed es del 26% en junio y del 53% en julio. Hace escasos días el porcentaje en ambos casos estaba por debajo del 10%.

Algunos economistas piensan que hacerlo sería un error. Entre ellos está Steen Jakobsen, economista jefe de Saxo Bank. “La Fed se ha dado la opción de subir los tipos en su reunión de junio, pero soy muy escéptico acerca de las propuestas, dado que el banco central está interpretando la reciente mejora de los datos económicos americanos como un aumento en el momentum global. La economía todavía está funcionando muy por debajo de su potencial, por lo que si Yellen finalmente eleva las tasas ahora, tendrá que volver a bajarlas en una fecha posterior. Sigo pensando que la Fed está a punto de cometer un gran error al tomar datos de reversión a la media como un precursor para el cambio neto en el momentum general, mientras que lo que realmente está sucediendo es que la economía estadounidense está mejorando desde el crecimiento del rebote de recesión (y la productividad) hacia una menor velocidad de escape. La inclinación hacia la línea dura de la Fed durará muy poco”.

Jakobsen considera que la debilidad de la Fed sigue siendo el juego general, pero cree que hay riesgo de que se desespere con la continua normalización de su política, haciendo de junio la fecha probable para un repunte de los tipos. De producirse este escenario, el economista no tiene ninguna duda de cuáles serían las consecuencias. El experto ha estimado cuál sería la reacción de los mercados e incluso cuál sería la respuesta de la autoridad monetaria al comportamiento de los inversores. “De subir los tipos en junio, el mercado caerá rápidamente entre un 10 y un 15%, y volvería a establecerse en tono dovish. El resultado sería que Janet Yellen tendrá que volver a bajar los tipos de interés en las siguientes reuniones”, asevera.

También hay quien -como Suzanne Hutchins, del equipo de Real Return en Newton (boutique de BNY Mellon IM)- piensa que los tipos podrían subir en junio, si bien los indicadores en los que se está fijando la Fed son erróneos. “Creemos que la autoridad monetaria está enfocada en indicadores defectuosos, como son el empleo y la  inflación. Ambos factores están distorsionados y no dan señales en las que se pueda confiar. Respecto al empleo, mucha gente ha abandonado su puesto de trabajo y han estado en el paro desde hace muchos años, por lo que no pueden conseguir un empleo. Igualmente, mucha gente está en niveles de salario mínimo, por lo se ven obligados a estar pluriempleados. Estas circunstancias no están recogidas en estos datos”, afirma la experta. Con respecto a la inflación, Hutchins entiende que la inflación a largo plazo es muy moderada y aunque podría haber un breve repunte en la inflación de cara al final del ciclo, no estimamos que vaya a ser prolongada”.

Profesionales

Lo más leído