Tags: Banca privada |

¿Cuántas EAFI habrá dentro de cinco años?


El futuro es incierto para las EAFI. Tanto, que algunas de ellas creen que, desde las 40 actuales, su número puede crecer hasta llegar a ser “miles” en cinco años, mientras otras están convencidas de que los requisitos que impone la CNMV, unidos a un ineluctable proceso de fusiones, necesario para poder desarrollar su modelo de negocio, expandirlo y hacer frente a los costes, mantendrá o incluso reducirá el número de actores en el panorama español durante los próximos años.

Entre los primeros, Félix González, socio director general de Capitalia Familiar, espera un crecimiento dinámico aunque no exponencial del número de EAFI, con un patrón de crecimiento similar registrado en los meses pasados. Con todo, cree también posible que haya algún movimiento de consolidación que tenga sentido desde el punto de vista de las sinergias en costes y/o actividad, si bien descarta que se produzca en el presente y de forma generalizada. “Tendría que haber una racionalidad económica y operativa para que se produjera”, apostilla.

También lo ve difícil por el momento y descarta fusiones David Levy, socio fundador de DiverInvest Partners. Cristóbal Amorós Arbaiza, de Amorós Arbaiza, espera fusiones sólo “en determinados momentos, posiblemente para compartir gastos y facilitar la expansión geográfica”, si bien espera un crecimiento del número de EAFI, que en toda España debería situarse “en algunas miles”.

“Si se obligara a regular a los más de 3.000 agentes financieros que realizan labores de asesoramiento y/o comercialización de productos financieros, crecería el número de forma exponencial”, dice Ana Fernández, directora ejecutiva de AFS Finance Advisors, que cree que habrá únicamente fusiones puntuales en aquellas entidades pequeñas que tengan desarrollado un mismo modelo de negocio.

Menos jugadores en el mercado

Al otro lado, los que consideran que, por el contrario, se reducirán los asesores independientes, lo achacan tanto a las exigencias del regulador como a un proceso de fusiones, debido a motivos profesionales, de competencia y costes. Así, Javier Flores, key account manager de Dracon Partners, descarta un fuerte crecimiento en el número de EAFI, debido precisamente a los elevados requisitos y exigencias para su aprobación por parte de la CNMV, si bien no espera un proceso de concentración. Lo que sí podría darse, según Flores, es una mayor sinergia y colaboración entre las EAFI, como supone la creación de la asociación ASEAFI, “que cada vez tendrá más que decir”. De hecho, John Siska cree que el número de asesores independientes será sólo de media centena.

También cree que habrá reducciones, por ambas razones, Iñigo Susaeta, socio de Arcano Wealth Advisors, debido a que las exigencias regulatorias, la localización e influencia geográfica, la propia evolución del negocio y las diferentes especialidades de las nuevas EAFI derivarán en un proceso de alianzas, acuerdos y fusiones. “Si tenemos en cuenta que aún existen unas cuantas entidades pendientes de ser autorizadas (y que muchas de ellas no serán nunca EAFI), y que el número de las existentes es elevado, es muy factible que se produzca una concentración en el sector en los próximos años que reduzca el número de los actuales jugadores del mercado”, afirma.

Víctor Alvargonzález, consejero delegado de Profim, también cree que en los próximos años se producirá un proceso de consolidación, debido a motivos profesionales, “o las EAFI tendrán que unir fuerzas de otra forma. A nosotros, que somos 25 personas, de los que seis son analistas a tiempo completo y que llevamos 15 años dedicándonos al asesoramiento, nos cuesta llegar a cubrir toda la oferta de fondos de inversión que hay en el mercado español, así que el esfuerzo es mucho mayor para las EAFI con una o dos personas”. Alvargonzález cree que si la EAFI no puede hacer un buen análisis, tampoco un buen asesoramiento.

En esa misma línea, Borja Durán, socio director general de Wealth Solutions, espera que por el camino desaparezcan muchas entidades “dado el coste que supone estar regulado”, y que haya cierta consolidación. “Para que las firmas sean viables necesitan de una cierta masa crítica, superior al tamaño medio de las empresas del sector”, afirma.

Belén Alarcón, de Abante Asesores, cree que habrá modelos ganadores, “los que más piensen en el inversor y busquen una mayor alineación de plazos”, pero también perdedores. “Como en el periodo Cámbrico, la diversidad de modelos va a asegurar la supervivencia y la evolución de la especie”, afirma.

Empresas

Lo más leído