Cuando quieres seleccionar los mejores 50 fondos de inversión y te das cuenta de que no hay tantos


Cada año, Russell Kinnel, uno de los analistas de Morningstar más reputados de la industria en Estados Unidos, hace un ejercicio muy interesante. A partir de un universo de inversión compuesto por 8.000 fondos de inversión, trata de identificar los 50 mejores productos, esos a los que él denomina los fondos magníficos. Para hacer la selección, el director de Análisis de Morningstar sigue todos los años los mismos criterios.

El primero de ellos es quedarse con los productos más económicos, identificando cuáles son los que están en el primer quintil por coste. El hecho de que este sea el primer criterio no es baladí. En Morningstar siempre han defendido que invertir en los fondos más baratos suele generar a largo plazo unos resultados más satisfactorios para el cliente que hacerlo por aquellos con un precio superior.

El segundo es que sus gestores inviertan, al menos, un millón de dólares de su dinero en la estrategia. O, como dicen en el mundo anglosajón, que “eat their own cooking”, es decir, que prueben su propia comida. “Los que lo hacen tienden a registrar unos resultados con sus fondos mejores que aquellos donde no existe esta alineación de intereses”, subraya Kinnel.

El tercer criterio es que los fondos hayan tenido una baja volatilidad. En este sentido, los estudios de Morningstar han puesto de manifiesto que la brecha que existe entre la rentabilidad que genera el gestor y la que en realidad obtiene el inversor es mayor en aquellos productos con elevada volatilidad. Por eso, para la firma de análisis es importante que el riesgo asumido sea bajo.

El cuarto criterio es que el fondo tenga un rating Morningstar Bronze o superior. Esto, para la firma de análisis, es muy relevante porque se trata de una calificación que Morningstar otorga tras hacer un análisis cuantitativo y cualitativo de cada estrategia que tiene un cierto componente predictivo. Los fondos con rating positivo (sobre todo los Gold) obtienen mejores resultados que los que tienen un rating Negativo o Neutral.

El quinto criterio es analizar los resultados obtenidos por las estrategias no basando el análisis en periodos de tiempo estandarizados, sino en los que el gestor ha estado al frente de la estrategia. De ese modo, se evita el riesgo de que un gestor que lleve muy poco tiempo al frente de una estrategia que ha tenido un buen track record se arrogue los buenos resultados generados por su antecesor en el cargo.

Para hacer la selección, Kinnel ha desechado las clases institucionales, quedándose con la clase retail más barata. De ese modo, el experto consigue que el producto esté al alcance de cualquier inversor. El resultado de este estudio en 2016, que se circunscribe únicamente a la industria de gestión de activos en Estados Unidos, fue que, de los 8.000 fondos sobre los que el experto había aplicado el filtro, únicamente quedaban 48. Y, en 2017, año en el que volvió a repetir el experimento, la cifra volvió a bajar, hasta los 43…

El trabajo arrojó algunos datos interesantes. Por ejemplo, a nivel gestora, American Funds (que en Europa se conoce como Capital Group) y Vanguard son las entidades que logran posicionar un mayor número de fondos entre los magníficos de Morningstar. Entre las dos superan el 50%. Capital Group es la que más coloca: 13. Algunas de ellos son estrategias con un largo track record en Estados Unidos, que actualmente la firma se está trayendo a Europa, como el Capital Group New Perspective, producto que este año disfruta de las calificaciones Favorito de los Analistas y BlockBuster Funds People, cuya versión luxemburguesa cumple ahora tres años.

La firma estadounidense logra posicionar fondos de renta variable global, bolsa americana, renta variable emergente e incluso algunos fondos mixtos, como el American Funds Capital Income Builder, producto multiactivo con filosofía de generación de rentas con un track record de más de 30 años, más de 100.000 millones de dólares y que la entidad acaba de registrar en España bajo el nombre de Capital Group Capital Income Builder (Lux), en formato UCITS y que replica la estrategia americana.

La segunda gestora que consigue posicionar un mayor número de fondos entre los magníficos de Kinnel es Vanguard. Posiciona 11 productos. En este caso, la mayoría son fondos indexados de renta variable que invierten en compañías de gran capitalización, si bien también aparecen algunos productos que replican índices de compañías de pequeña y gran capitalización, e incluso algunos fondos mixtos. Destacan en el listado por ser los productos con una ratio de gastos más baja: ninguno supera el 0,5%.

En el tercer lugar del pódium se sitúa Fidelity Investments. La gestora americana logra incluir siete productos. Aunque la firma americana es popularmente conocida por sus estrategias de renta variable, curiosamente la mayoría de los productos que la entidad logran incluir en la lista de los magníficos de Kinnel no corresponden a esta categoría. Tres son fondos mixtos y dos de renta fija. Los únicos de renta variable son su famoso Fidelity Contrafund –fondo de renta variable estadounidense que destaca por ser uno los productos más grandes del mundo por activos gestionados- y el Fidelity New Millennium.

Puede acceder a la lista completa a través del siguiente enlace.

Empresas

Noticias relacionadas