Tags: Negocio |

Criterios para externalizar las funciones operativas de una gestora


La decisión dependerá mucho de las prioridades de cada gestora, del tamaño, de la posición en el mercado o de si se trata de una entidad independiente o no, entre otros factores. Sobre ello han debatido varios expertos en un desayuno organizado por Funds People y patrocinado por SimCorp.

Ramón Peña, director general de Liberbank Gestión, explica que en el caso de su gestora cuentan con los principales departamentos que toda gestora necesita: Gestión, Administración y Unidad de Control, y tienen externalizado en control de riesgos las tareas más específicas, más repetitivas, que necesitan unos modelos matemáticos.

Además, cuentan con un valorador externo para ciertas estructuras y activos para las que no se puede obtener precio directamente de Bloomberg u otro proveedor. En cualquier caso, considera que aunque se cuente con un modelo propio de valoración a la hora de tener reflejado un precio es mejor uno externo debido a que es algo que tiene en cuenta la CNMV cuando analiza las valoraciones, ya que, además de contar con el respaldo del valorador externo, la gestora también lo está supervisando, “si lo tienes solo internamente tienes que justificarlo de otra manera”, afirma.

También comenta que han externalizado parte de la gestión, dando un valor añadido a los fondos de inversión que tienen. En concreto, cuentan con tres fondos de fondos perfilados cuya gestión la está haciendo JP Morgan: “Nosotros podríamos gestionarlos, pero a la hora de vender esa gama de fondos contamos con una gestora internacional de primera línea”.

020

Independencia, escalabilidad y competencia

Desde otro punto de vista habla François Thaury, senior sales and account manager de SimCorp, desde el del proveedor de sistemas de gestión de inversiones y prestaciones para empresas de servicios financieros. Explica que han entrevistado a clientes para ver si estarían dispuestos a externalizar parte de los servicios de gestión de activos y de administración: “Algunos aseguran que sí lo están porque no tienen los perfiles adecuados internamente. Otra razón para externalizar es que no sale rentable tener a una persona solo para eso. Los clientes buscan, además, independencia a la hora de fijar las valoraciones, escalabilidad y competencia”.

Asunción Martínez, chief operating office de Inversis Gestión, analiza también este tema desde el punto de vista del proveedor de servicio, de externalizador. Considera que las gestoras que tienden más a la externalización de la administración son las que son nuevas en el mercado y las independientes con un elevado número de vehículos.

Hay una economía de escala, la cual es imprescindible porque, aunque el servicio esté externalizado, la gestora es la responsable última del cálculo del valor liquidativo, por lo que tiene que contar con unos mecanismos de control de ese servicio que se ha externalizado: “Para ello, para realizar ese control, necesitas un mínimo número de personas, y quizá con ese mínimo número la gestora puede interpretar que podría directamente realizar el cálculo del valor y no externalizar. En aquellos casos de gestoras más reducidas, les puede ser más complicado entender que además de calcular el NAV, y realizar otras actividades, el administrador les aporta un know how y una actualización continua en modificaciones normativas que también hay que tener muy en cuenta a la hora de decidir sobre la externalización”, según explica esta experta.

En el caso de una gestora que acaba de aterrizar en el mercado español afirma que la externalización “es una manera fácil de acceder y, además, aporta, no solamente el cálculo, sino mucho conocimiento al personal nuevo de la gestora”, entre otras cosas de la normativa que tienen que cumplir, algo que es fundamental.

Ramón Peña añade que, en la medida en que esas gestoras van cogiendo experiencia y volumen, algunas vuelven a incluir esas tareas de administración y control dentro de la gestora: “Cuando ya se dispone de un volumen y salen los números interesa tenerlo todo integrado porque el tener los equipos juntos enriquece a la propia gestora”.

Por último, Asunción Martínez también explica que es bastante frecuente el caso de inversores que lo que buscan es que haya una tercera entidad calculando el valor liquidativo para ser más independiente. 

Por tanto, criterios para recurrir al outsourcing hay muchos y muy variados, y sea cuales sean, las gestoras tienen a su disposición un amplio abanico de soluciones y servicios. François Thaury explica que la clave para sus clientes “es tener acceso a datos lo más reales posibles cuando lo necesitan. En un minuto comprueban todos los activos, todas las posiciones contra una contrapartida para monitorizar el riesgo”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído