"Creo que la inversión en diamantes es una tendencia a largo plazo que se va a jugar en la próxima década"


Invertir en diamantes resulta un poco desconcertante. "Creo que la industria relacionada con los diamantes actualmente ofrece una oportunidad de inversión muy atractiva, en la medida en el que el crecimiento de la demanda por este mineral se estima que supere la actual suministro en un 3% de forma anual para los próximo 15 años", indica Zimnisky. Según el ejecutivo, esta demanda extra viene sobre todo de la clase media de Asia, donde se ha adoptado la tradición de dar anillos de diamantes en los compromisos. Pero sobre todo, el experto destaca que el hecho de que las minas de diamantes están alcanzando su límite y que hay muy pocos proyectos nuevos para su explotación, es lo que impulsará el precio del material.

Asimismo, señala que el grupo De Beers (compañía especializada en la explotación, talla y comercio de diamantes) "ya no tiene el monopolio con el control de los precios, así que el mercado del diamante está siendo impulsado por las fuerzas del mercado por primera vez en un siglo. Lo cual, considera, es bueno para los inversores", señala.

Pero si este es el caso, ¿por qué no se invierte más en este mineral? Zimnisky señala que se debe a que no es fácil invertir en los diamantes. "Por ello, hemos creado una vía para invertir en este mineral a través de una cartera global que invierte en las principales compañías de la industria. Cuando la demanda por los diamantes aumente, esperamos que las compañías en nuestro fondo se beneficies. De esta forma, con este ETF se ofrece a los inversores una alternativa fácil con la que participar en este mercado".

El PureFunds ISE Diamond/Gemston ETF que comenta fue lanzado en novimebre del año pasado, y actualmente arrastra una caída del 10% desde su lanzamiento. El experto señala que la industria de los diamantes se han podido ver afectados en cierta forma por la caída de los metales preciosos como el oro. "Una caída que no creo esté justificada, porque el mercado de los metales preciosos está siendo impulsado por la demanda inversores, y no por la demanda de joyería", explica el experto.

Asimismo, añade que "la industria de los diamantes es menos sensible a la demanda inversora que la industria de los metales preciosos, y la demanda por gemas preciosas de calidad está prácticamente en su totalidad, impulsada por la demanda en joyería. Por ello, veo la situación actual como una oportunidad para comprar. Creo que la inversión en diamantes es una tendencia a largo plazo que se va a jugar en la próxima década.

Lo más leído