“Creemos que 2013 va a ser un año difícil para los mercados de renta fija”


Algunos gestores se muestran convencidos de que 2013 va a ser un año difícil para los mercados de renta fija. Entre ellos Matt Eagan, gestor de carteras de Loomis Sayles, boutique del grupo Natixis Global AM (NGAM), quien considera existen varios factores que hacen presagiar un año complicado. “El crecimiento económico va a seguir siendo mediocre en todo el mundo, los tipos de interés continuarán bajos y muchos de los mercados en todo el espectro de la renta fija están plenamente en precio. Por ese motivo, creo que es importante buscar ventaja en el rendimiento, cuando ello sea posible, y hacer una exhaustiva selección de activos que permita impulsar la rentabilidad”, afirma.

En un informe publicado por la entidad, el experto indica que las oportunidades de inversión más atractivas en este comienzo del año las encuentra en la deuda corporativa. “Reconocemos que los bonos corporativos se han recuperado ligeramente y se encuentran más en precio de lo que lo estaban hace unos meses, pero siguen siendo sin lugar a dudas interesantes desde un punto de vista de rentabilidad absoluta”. En este sentido, Eagan considera que el rendimiento del activo es clave teniendo en cuenta que estamos en un periodo de lento crecimiento y bajos tipos de interés. Las mejores oportunidades las encuentra en los activos con una calificación crediticia de 'triple B', 'doble B' y 'B'.

Pero no sería la única clase de activo que despierta el interés de la boutique. Los mercados emergentes también gozan del favor de la casa. “Las perspectivas de crecimiento económico de estos países hacen de estos bonos una clase de activo a tener muy en cuenta: mayor potencial de crecimiento puede conducir a la apreciación de sus divisas y, por consiguiente, en rentabilidad por esa vía”, señala. En su opinión, estos países tienen la ventaja añadida de no tener que hacer frente a los mismos problemas fiscales que están teniendo que se están viendo obligados a abordar las economías desarrolladas en estos momentos. “La buena noticia para los inversores de renta fija en 2013 es que hay un montón de oportunidades a partir de la selección de valores”.

Pero también hay desafíos. Quizás los peligros más importantes sea la rentabilidad que ofrece la deuda pública y el riesgo de que los tipos de interés suban antes de lo previsto, algo que a su juicio podría suceder en el futuro. “En estos momentos, todos sabemos que la política seguida por los bancos centrales ha empujado a los rendimientos de los bonos del Tesoro de muchos países a niveles que, si nos fijamos bien, suponen rentabilidades reales negativas. De este modo, los inversores se enfrentan al problema del bajo rendimiento y alto riesgo de tipos de interés. El desafío que se nos presenta es nuestra forma de lidiar con eso”, asevera.

No obstante, actualmente tampoco conviene descuidar la evolución de la crisis de deuda europea. “Somos de la opinión de que el riesgo de ruptura de la eurozona ha sido mitigado gracias a la política del BCE”. Según explica, hace un año la autoridad monetaria evitó una crisis sistémica del sistema financiero europeo. Más recientemente, hizo lo propio con el riesgo de convertibilidad asociada a los mercados periféricos. “Esto no quiere decir que a partir de ahora todo se haya puesto de cara para Europa. Habrá momentos en los que los vientos soplen en contra del crecimiento económico de la región”. Sin embargo, Eagan considera que en su mercado existen oportunidades de inversión muy interesantes, tanto en deuda corporativa como soberana.

Noticias relacionadas

Lo más leído