“Creemos en la exposición a deuda emergente en moneda local”


¿Se ha perdido la oportunidad en los mercados emergentes? Con un no rotundo, Steve Smith, especialista de High Yield y Deuda Emergente de la gestora Capital International, quiere subrayar el potencial que ofrecen estos escenarios, que han ido creciendo en la última década, convirtiéndose, en su opinión, en un universo maduro y diversificado si se compara con los mercados tradicionales de renta fija.

Si antes el mercado de deuda emergente estaba dominado principalmente por Latinoamérica, ahora lo forman un total de 45 países donde se mezclan 14 divisas. La deuda emergente en moneda local es más líquida y los mercados frontera ofrecen oportunidades tácticas. Además, la calidad crediticia de estos países ha ido mejorando, como es el caso de Brasil, México o Corea del Sur. Por ejemplo, frente a las continuas bajadas de rating de sus homólogos europeos, cerca del 60% de la deuda emergente en dólares tiene grado de inversión. “Nosotros apostamos firmemente por la exposición a deuda emergente en moneda local”, explica el especialista.

El fondo Global High Income Opportunities se presenta como la pieza del puzle que encaja en este contexto de mercados emergentes, en un momento donde los bonos de los países más desarrollados no ofrecen altas rentabilidades. La cartera del fondo está formada por bonos high yield global y deuda pública emergente, tanto en moneda local como en divisa fuerte. Además, como indica Smith, existe una clara exposición a bonos ligados a la inflación en los mercados emergentes puesto que han conseguido batir a los bonos nominales. 

El objetivo del fondo, con una clara visión de largo plazo, es obtener una rentabilidad absoluta. “En estos momentos, además de una rentabilidad absoluta y atractiva a largo plazo, nuestros clientes buscan una renta predecible y productos con menos volatilidad”, resume Smith. Gracias a una estrategia diversificada, se consigue reducir el impacto sobre la cartera del activo que peor se comporte cada año y aumentar la liquidez.

Los datos positivos acompañan al Global High Income Oportunities, que desde su lanzamiento en mayo de 1999 ha obtenido una rentabilidad media anualizada del 10,8% en dólares. En lo que va de año, acumula un 6,6% de rentabilidad y cuenta con más de 1.000 millones de dólares en activos bajo gestión. En cuanto a su distribución geográfica, la cartera está posicionada en países como Brasil, Turquía, México o Uruguay, complementada con inversiones en otras regiones como Asia.
 

Noticias relacionadas

Lo más leído