Credit Suisse: "Si continúa la caída del precio del crudo, podría ser una buena noticia para Chile"


Giles Keating, presidente del Grupo Global de Economía y Estrategia, vicepresidente del Comité de Inversión de Credit Suisse y responsable del área de Análisis a nivel global de la Banca Privada de la entidad, está de visita en Chile. Previo a su conferencia sobre mercados, el experto habló con Funds People sobre la situación del país. Para Keating, existen elementos de preocupación en cuanto a la evolución económica de Chile, pero considera que el petróleo podría tener un impacto positivo, si su precio mantiene la tendencia a la baja.

"Como sabemos, la economía chilena no se ve muy bien: la confianza del consumidor ha caído, el PIB se ha ralentizado... Todos esto son aspectos que llevan a la precaución. Además, hay que mencionar que la Bolsa local no está cotizando a un nivel bajo que digamos, situándose ligeramente por debajo del mercado norteamericano. Esto le hace poco atractiva".

Sin embargo, Keating recuerda el efecto que tienen en el país algunos factores extranjeros. El más claro, los bajos precios del cobre. "Reflejan la caída de la demanda en China, pero también el incremento de la oferta del metal. Y aunque actualmente estamos viendo niveles muy bajos para el cobre, éstos siguen siendo altos con respecto a hace 20 años, por ejemplo".

Por otra parte, el experto se enfoca en los próximos meses e indica que "uno de los puntos claves a considerar es que todo el mundo está consciente sobre el impacto negativo que supone los bajos precios del cobre para Chile. Lo que es nuevo en los últimos meses, es la caída en los precios del petróleo". Comenta que al ser Chile un país que importa una gran cantidad de crudo, la caída de los precios puede ser beneficioso para el país. "Creemos que la caída del prcecio del petróleo será sostenida, y que alcanzará un 'nuevo normal' alrededor de los 80 dólares el barril, más o menos. Esto supondrá buenas noticias para Chile".

"Nadie puede estar seguro en su totalidad, pero si tenemos razón, y en los próximos meses el barril continúa cayendo, aunque no descartamos la volatilidad, los inversionistas empezarán a pensar en Chile y otros países que importan crudo como países que se verán beneficiados por esta tendencia. Esto supondrá un impulso para el mercado de deuda, y también, un cierto apoyo para la renta variable. Esto permitirá, además, que el Banco Central de Chile tenga un mayor rango de maniobra para impulsar la economía", concluye.

Noticias relacionadas

Lo más leído