Tags: Latam |

Credit Suisse: las empresas con mayor participación femenina en puestos ejecutivos presentan mejores resultados


El Instituto de Investigaciones de Credit Suisse ha publicado un estudio que revela que analiza los resultados de las empresas con mayor participación femenina en sus cúpulas de dirección. El informe introduce una base de datos propiedad de Credit Suisse de su cobertura global de investigación. El estudio The Credit Suisse Gender 3.000’ (CSG 3.000) comprende información de 3.000 empresas, 28.000 gerentes sénior en 40 países y provenientes de los principales sectores industriales. La finalidad de la base de datos CSG 3.000 es monitorear la mezcla de género que se presenta en las distintas funciones gerenciales de una compañía, o de un cierto segmento industrial y de países, con el objeto de evaluar si las estructuras de juntas directivas reflejan la diversidad de los equipos en alta gerencia.

El informe destaca varias conclusiones. Entre ellas que la diversidad en las juntas directivas se ha elevado en casi todos los países y en casi todos los sectores. Ha progresado del 9,6% en el 2010 a cerca del 12,7% al terminar el pasado año. Asimismo, también en la conclusión de 2013, la participación de las mujeres en los puestos de alta gerencia (definidos como puestos de CEO o de directores que reportan al CEO) era del 12,9%. De la base de datos CSG 3.000, solamente el 4% de los puestos de CEO están ocupados por mujeres.

Por otro lado, se ha mantenido el sobre rendimiento de los precios por acción: desde el inicio del 2012, se ha registrado un sobre rendimiento del 5% excluyendo los efectos del sector por parte de aquellas compañías que tienen al menos una mujer en su junta directiva. Un análisis de las tendencias a mayor plazo muestra un retorno anual compuesto en exceso desde el 2005 del 3,7%.

Los hallazgos del informe revelan que aunque la representación femenina en cargos de alta gerencia y su presencia en juntas directivas sigue siendo similar, es cualitativamente distinta en su composición. En el informe se plantea una ‘Línea de Poder Gerencial’ que muestra la manera en que las mujeres a nivel gerencial se concentran en servicios compartidos y funciones del personal, aunque sí se registran diferencias entre sectores industriales y países. El informe sostiene que estos roles tienden a reflejar puestos menos influyentes en la estructura gerencial.

“Ya pasaron dos años desde que publicamos nuestro informe de desempeño en torno a la diversidad de género y el rendimiento corporativo y ha surgido mucha evidencia corroborando nuestros hallazgos originales en cuanto a la gran correlación que hay entre el tema de diversidad a nivel gerencial y un mejor desempeño financiero”, indica Stefano Natella, encargado mundial de Investigación de Capital de Credit Suisse. “Quisimos tomar esta oportunidad para reconsiderar nuestros argumentos y para ver si seguían siendo válidos en un mundo post crisis, así como considerar qué sucede en los puestos más abajo de las juntas directivas, para evaluar si la diversidad en las juntas refleja la diversidad en los altos puestos gerenciales”, agregó el ejecutivo.  

En cuanto a las mediciones financieras que realiza el informe, se observa por ejemplo mayor rendimiento sobre el capital (ROE): desde el 2005 el ROE promedio ajustado por sector de las empresas con al menos una integrante mujer ha sido del 14,1% frente al 11,2% que registran aquellas sin representación femenina alguna. Cuando se examina la composición de la alta gerencia, y después de ajustes por tendencias de la industria, las compañías con más del 15% de mujeres en los altos cargos tienen un ROE en el 2013 del 14,7% frente al 9,7% de aquellas compañías donde las mujeres representan menos del 10% de la alta gerencia, un monto en exceso del 52%.

En cuanto al mayor precio / valor libros (P/BV) múltiples: en línea con los ROE promedio más altos desde el 2005, el informe revela que presentan mayor precio / valor libros de 2,3x aquellas juntas directivas donde hay representación femenina y 1,8x en aquellas donde no la hay. A nivel alta gerencia, las compañías que tienen más del 15% de mujeres en la gerencia mostraron en el 2013 precios / valor libro de 2,6x frente a 2,0x en aquellas donde las mujeres representan menos del 10%, una valoración 33% mayor.

Lo mismo ocurre con los mayores índices de desembolso (ratios de pago): aquellas compañías donde hay al menos una mujer en la junta directiva tienen índices de desembolso promedio del 38% desde el 2005 frente al 32% para aquellas donde no hay mujeres en estos puestos. También, en compañías donde hay más del 15% de mujeres en alta gerencia, el índice de desembolsos en el 2013 fue del 43% versus 36% para aquellas compañías con menos del 10% de participación gerencial femenina, es decir un 22% más.   

La evidencia es menos convincente que en estudios pasados en cuanto a que las mujeres manejan modelos de negocio más conservadores: aquellas compañías con menos del 10% de mujeres en puestos de alta gerencia mostraron a fines del 2013 una relación deuda capital neta del 35% frente al 57% para aquellas compañías con más del 15% de mujeres en puestos de alta gerencia. Aunque no hay diferencia cuando se examina la representación en juntas directivas: los datos promedio desde el 2005 muestran que la deuda/capital neta cuando hay representación femenina en una junta directiva es del 47,7% frente al 47,5% cuando la junta está conformada exclusivamente por hombres.

El informe destaca que aunque la relación de mujeres en puestos de alta gerencia es parecida a la de su presencia en juntas directivas, sus roles están discutiblemente enfocados en áreas de menor influencia y eso les presenta menos oportunidades para ocupar puestos más altos. El análisis contempla la cantidad de obstáculos que afrontan las mujeres en los niveles medios gerenciales y sugieren distintas iniciativas en cuanto a políticas que podrían ayudar a avanzar en este sentido.  

Noticias relacionadas

Lo más leído