Crece el interés de las gestoras internacionales por las licencias RQFII


Primero fue Nordea Investment Funds, en abril de este año, y hace unos días conocíamos que las francesas Carmignac Gestion y BNP Paribas Investment Partners han obtenido la licencia para inversores institucionales extranjeros cualificados en renminbi (RQFII), así como la escocesa Aberdeen. Una licencia que les permite invertir directamente en las denominadas ‘acciones de clase A’ de las bolsas de Shanghái y Shenzhén así como en bonos y otros valores de renta fija chinos. Se unen así a otras gestoras de activos internacionales que han recibido esta licencia en 2014, como BlackRock Consultants (UK), Nikko Asset Management, Schroder Investment Management o State Street Global Advisors.

Como explica Cerulli Associates en su último informe mensual sobre tendencias de producto en el mercado asiático (The Cerulli Edge - Asian Monthly Product Trends Edition, September 2014 Issue), el creciente interés por el mercado chino está llevando a más gestoras extranjeras a solicitar la licencia RQFII ante el regulador chino (CSRC), lo que a su vez ha empujado a las autoridades del país a ampliar la concesión de cuotas para este tipo de inversores a Francia, Corea del Sur y Alemania, además de Hong Kong, Londres y Singapur.

Aun así, los inversores institucionales siguen infraponderados en los mercados del gigante asiático, algo en lo que también influye la divergencia entre el tamaño del mercado chino por capitalización bursátil –cifrado en 5 billones de dólares en el caso del mercado de renta fija y de 4 billones en el de renta variable− y su presencia en los principales índices mundiales. Según Stewart Aldcroft, asesor sénior de Citi en Asia, “China representa menos del 0,2% del MSCI World pero, considerando su nivel de capitalización, debería representar cerca del 8%”. Cerulli cree que cada vez más gestoras solicitarán licencias RQFII y que el gobierno chino irá ampliando las cuotas para este tipo de inversores con el objetivo de fomentar la internacionalización, y por tanto la convertibilidad, del renminbi.

Acceder mediante ETF

Aunque en los últimos meses han empezado a aparecer fondos activos de RQFII, Cerulli señala que los fondos cotizados (ETF) que replican de forma pasiva fondos RQFII ofrecen a los inversores un punto de entrada relativamente seguro al mercado chino. Gestoras como Lyxor Asset Management, iShares y Deutsche AWM cuentan con varios ETF registrados en España que replican los principales índices chinos.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído