¿Cortos o largos? Seis visiones del mercado de DeAWM y sus correspondientes estrategias


En su último informe de previsiones y estrategias, Deutsche Asset & Wealth Management pregunta a Stéphane Junod, director de inversiones regional de la firma, por las estrategias que está implementando a partir de su visión de la economía global. Junod identifica seis temas macro y da pistas de cómo posicionarse para sacar partido a cada uno de ellos. 

1. ¿Repunte del PIB estadounidense? 

Pese a lo decepcionante del dato del PIB de EE.UU. correspondiente al primer trimestre del año, Junod considera que los datos publicados más recientemente son más entusiastas. Destaca cinco factores en particular: la firme reducción de las peticiones iniciales de desempleo registrada en la media de las últimas cuatro semanas; un buen dato del índice de producción ISM; una demanda sólida de hipotecas; ventas elevadas de vehículos e incremento de bienes patrimoniales. “Tengo la confianza de que el crecimiento intertrimestral del PIB suba al 3% o por encima”, declara el director de inversiones regional. Por ello, está largo en EE.UU.

2. ¿Resistirán los fundamentales de la deuda estadounidense?

Junod lo tiene claro: está corto en bonos estadounidenses. “La rentabilidad de los treasuries se ha ido por debajo del importante nivel psicológico del 2,5%, y el consenso ha sido menos bajista sobre los bonos este año. Pero creo que es probable que los factores que han contenido a los rendimientos este año sean temporales”, explica. Al prever que repunten tanto el crecimiento como la inflación en el país, considera que la rentabilidad del bono a diez años debería volver hacia el entorno del 3%. 

3. Valores defensivos vs cíclicos

Aquí la apuesta también es clara: corto en valores defensivos y apuesta por compañías más vinculadas al ciclo económico. El experto no ignora que los valores más cíclicos sufrieron durante el mes de abril, pero constata que desde entonces la brecha con los defensivos se ha estrechado y, a medida que la recuperación sigue ganando terreno en EE.UU., las compañías cíclicas seguirán ganando momento. Junod recuerda que, históricamente, los cíclicos han batido en rentabilidad a los valores defensivos cuando el ISM manufacturero se ha situado en el rango entre los 55 y los 60 puntos, que es lo que está sucediendo ahora. 

4. ¿Surtirán efecto las medidas cuantitativas del BCE?

Aunque las medidas anunciadas por el BCE en su última reunión del mes de junio hayan sido más radicales de lo que esperaba el mercado, “la implicación de que los tipos de interés permanecerán bajos cuatro años más será positivo para la renta variable de la eurozona, a la que también ayudará un crecimiento doméstico más fuerte y la aceleración de la demanda en EE.UU. y los mercados emergentes”, explica. “Unos tipos de interés bajos también apoyará la búsqueda de carry trade, proporcionando algo de respaldo a la deuda periférica”, añade. Su postura ante este tema macro se resume en una palabra: largo.  

5. ¿Será un QE a la europea el siguiente paso?

Stéphane Junod cree que el BCE va a evitar tener que recurrir a un QE a la europea, “incluso si hubiera pruebas de un debilitamiento de la demanda agregada de la eurozona”. El director de inversiones regional cree que los mercados podrían percibir el QE como la última opción disponible de la institución, y todavía se necesitaría arreglar una serie de problemas regulatorios. Va más lejos, al afirmar que incluso si implementara algún tipo de QE, éste podría ser menos efectivo de lo esperado, particularmente respecto a un incremento de la inflación. “También podría reducir la presión sobre la reducción del déficit y reformas estructurales, lo que sería contraproducente”, añade, por lo que se declara bajista respecto a esta posibilidad. 

6. ¿Se apreciará el dólar con fuerza?

La cotización del dólar contra el euro y el yen es el último asunto sobre el que se pronuncia el experto de DeAWM. Se posiciona largo en ambos casos: respecto al euro, cree que ya se ha puesto en marcha la apreciación del dólar tras el paquete de medidas anunciado por el BCE el pasado 5 de junio, “que parece haber convencido a los mercados de que la reciente fortaleza del euro es insostenible”. En cambio, cree que la apreciación del dólar contra el yen se hará esperar, puesto que cree que el Banco de Japón mantendrá su política monetaria actual, pero descarta que recurra a medidas cuantitativas más fuertes en los próximos meses. 

Empresas

Noticias relacionadas