“Corremos el riesgo serio de que España se quede como un país de distribución y se deslocalice la gestión”


El sector español de la inversión colectiva se juega mucho a corto plazo y, desde Inverco no quieren dejar pasar la oportunidad para situar al país como centro clave para la industria europea. “Corremos el riesgo serio de que España se quede como un país de distribución y se deslocalice la gestión y una vez eso ocurra no hay vuelta atrás”, explica Ángel Martínez-Aldama, director General de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones. Este riesgo viene dado por los elementos que restan competitividad al sector español y por los que desde Inverco trabajan para eliminar.

Durante este año, en Inverco se centrarán especialmente en trabajar junto al supervisor y las autoridades en la trasposición de la normativa europea UCITS IV y, posteriormente, en los niveles II y III. Una de las peticiones en las que más han trabajado en los últimos años desde la Asociación ha sido en la aprobación de las cuentas ómnibus en la normativa española y, según el anteproyecto de ley para facilitar la trasposición de UCITS IV publicado a mediados de febrero, podría aprovecharse la trasposición de la norma para aprobarse el uso de cuentas globales. “El mercado europeo es cada vez más competitivo y sería bueno que en España las gestoras puedan tener las mismas condiciones que en otros países, con lo que la llegada de las cuentas ómnibus vendría a equiparar el régimen de las IIC expañolas al de las internacionales”, explica Martínez-Aldama. "Hasta ahora se ha penalizado a la gestión española, que tenía que ir a Luxemburgo para vender fuera sus productos pero eso ahora puede cambiar".

“Sería una pena que se perdiera el negocio de la gestión, ya que las gestoras españolas invierten en bolsa y deuda española en gran medida (en torno al 50% del patrimonio) porque gestionan desde aquí pero, si esa gestión se realizase desde otros países, se reduciría la exposición de las IIC a España”, explica el director general de Inverco. “Nos estamos jugando mucho a largo plazo. El mercado es cada vez más competitivo”.

Otra de las reclamaciones de la Asociación es la eliminación de la necesidad de contar con 100 partícipes en las IIC y 500 en los traspasos entre sicav, (que no existe en ningún país del mundo) así como la tributación del 1% a la que están sometidas las IIC, lo que impide precisamente la creación de compartimentos algo que, en opinión de Martínez-Aldama, sería útil para las gestoras nacionales que podrían de esa manera agilizar sus procesos. 

Martínez-Aldama defiende las virtudes del producto fondo de inversión y recuerda que, en 2008, fueron los únicos productos que siguieron dando liquidez en un año muy complicado en el que muchos productos se vieron obligados a cerrar y los mercados no daban liquidez.

Para este año, tal como anunciaron hace unas semanas en la presentación de su plan de actividades, desde Inverco se muestran moderadamente optimistas para el sector. “En 2011 dependerá de muchas cosas la evolución del sector y de los mercados, pero confiamos en que los mercados mayoristas se abran y se reduzcan las necesidades de financiación de las entidades financieras. Los depósitos al 4% no son sostenibles y los Fondos se beneficiarán una vez acabe esta guerra del pasivo.”

Martínez-Aldama prevé que se verá concentración en el sector motivada por las fusiones de las entidades matrices de las Gestoras, es decir, por fusiones de cajas o bancos pero no prevé que haya muchas fusiones más allá de esas. "El resto del sector depende, si quitas las grandes quedan las boutiques independiente que están funcionando bien. Es un tema de costes y si les salen las cuentas pueden seguir existiendo", dice. En cuanto a la coexistencia de las casas nacionales y las internacionales, el director General de Inverco cree que es una "Convivencia por un interés mutuo: colaboran para que los clientes tengan mejores productos que es lo que todo el mundo quiere", dice.

"Las gestoras internacionales han sabido aprovechar el hecho de contar con una oferta distinta a la de las casas nacionales, no es contraposición sino complementariedad".

Además de la trasposición de UCITS IV, Inverco trabaja este año también en el borrador de la Circular de la CNMV de categorías de monetarios para adaptar los criterios de ESMA, y en la parte de pensiones, en la reforma del Pacto de Toledo. Asímismo, continúa el trabajo que se viene realizando desde la Fundación que la Asociación puso en marcha hace dos años y que tiene como objetivo canalizar la información de la Asociación al público mediante la realización de estudios y seminarios relacionados con el sector de la inversión colectiva.

Inverco representa a 2.500 fondos de inversión, 3.200 sicav, 1.500 fondos de pensiones y 21 gestoras internacionales.

Lo más leído