Tags: Banca privada |

Construcción de carteras españolas: fortalezas y debilidades


El estudio de la evolución de las diferentes clases de activos desde el 2000 hasta a la actualidad revela dos conclusiones: la primera, que no existe ninguna jerarquía entre activos, es decir, no existen pautas definidas y por tanto basarse en rentabilidades pasadas puede poner en riesgo los objetivos de inversión de largo plazo de una cartera. En cambio, sí se observa una jerarquía por volatilidad (unos son más arriesgados que otros de forma consistente a lo largo del tiempo), por lo que aporta una estimación más fiable como punto de partida para la construcción de una cartera. Estas y otras variables han sido objeto de estudio del equipo de Análisis de Carteras de Natixis Global AM, que sólo en 2015 realizó más de 4.500 análisis de carteras y comparativas.

“El gran problema de los inversores es la falta de consistencia; muchos se dejan influenciar por el ruido de corto plazo del mercado y esto pesa sobre la rentabilidad de las carteras”, declara Sophie del Campo, Directora General para Iberia, Latinoamérica y US Offshore. La gestora acaba de presentar por primera vez en España los detalles del Barómetro de Carteras Españolas, que revela las principales tendencias en construcción de carteras, su composición actual y su reacción a eventos de riesgo como el Brexit. El análisis ha abarcado 152 fondos perfilados gestionados por 21 de las gestoras más importantes que operan en España, una cifra equivalente a alrededor del 80% del mercado español. El gráfico a continuación muestra en síntesis el posicionamiento de las carteras, que se desglosará a continuación.

Captura_de_pantalla_2016-11-17_a_la_s__18

 

Más renta fija…

Los datos del Barómetro recogen la evolución de las carteras durante los primeros seis meses del 2016. En términos de asignación de activos, destaca el incremento del peso de la renta fija en todos los perfiles de riesgo (conservador, moderado y agresivo). La demanda de renta fija se ha centrado en el crédito, la renta fija global y la renta fija emergente, al ofrecer más rentabilidad que la deuda soberana.

Juan José González, del equipo de Análisis de Carteras, puntualiza que los gestores han mostrado en términos generales preferencia por fondos flexibles y baja duración (incluidos los ultra short term o cuasi monetarios), tanto para la deuda soberana como para el crédito corporativo. El experto alerta de la necesidad de reevaluar esta exposición, puesto que “en momentos de vuelo hacia la calidad no hay duración que compense parte de las caídas de otros activos. El hedge natural de las carteras es menor frente a los eventos de mercado”.

La asignación actual a renta fija de las carteras conservadoras españolas es del 60,7%, el de las moderadas es del 41,9% y el de las agresivas, un 23,3%. González aclara que “la cartera conservadora y la moderada han reducido su porcentaje de inversiones”, de tal manera que la posición de efectivo (vía monetarios) es del 4,7% para las conservadoras y del 4,4% para las moderadas. “Por una parte se añade riesgo y por otra se incrementa la posición de cash, las carteras están aplicando una estrategia barbell”, resume.

El otro dato que destacan desde la entidad es la mayor proporción en renta fija de las carteras españolas frente a las carteras que analizan de otros países. Tal y como se observa en el gráfico, mientras que una cartera española moderada asigna un 41,3% a renta fija, una italiana asigna de media un 33,5%, una francesa un 20,9% y una británica, tan sólo el 16,7%. “Es un punto de atención. Históricamente, la exposición a renta fija de carteras españolas ha sido muy elevada, pero llama la atención que siga siéndolo en el contexto actual de mercado”, comenta Del Campo.

Captura_de_pantalla_2016-11-17_a_la_s__18

… en detrimento de otras clases de activos

En cambio, las carteras españolas han reducido su asignación a renta variable desde comienzos de año. González constata la preferencia por fondos gestionados por stock pickers, frente a la gestión pasiva, y la pérdida de popularidad de la renta variable europea, de la eurozona y española a favor de estrategias que inviertan en renta variable global y emergente. También se observa la reducción de las estrategias satélite (fondos sectoriales y fondos país), algo que el experto atribuye a “la falta de claridad en los mercados y en el ámbito político”.

Los multiactivos también han atravesado dificultades: “El aumento de su correlación con las carteras de fondos de fondos está provocando que no amortigüen las caídas como se espera, como sucedió durante el Brexit”, observa el experto de análisis de carteras. Esta pérdida de capacidad para diversificar suscita en González una reflexión: “Será fundamental definir cuál es la función de los multiactivos, si se van a tener en cartera para descorrelacionar o para potenciar la rentabilidad”.

Finalmente, en la parte de alternativos, el Barómetro constata dos tendencias principales. Por una parte, se ha mantenido constante la demanda de fondos de renta variable market neutral. Por la otra, se han observado flujos de salida de fondos alternativos de renta fija, particularmente los de deuda long/short.

Brexit, caso práctico

El Barómetro ha podido capturar la reacción de los mercados – y por tanto, de las carteras- en los días posteriores al Brexit (ver gráfico). “Durante la caída, dentro de las carteras con perfil moderado se pudo observar el incremento de la dispersión entre fondos, que después se redujo durante la subida para posteriormente aumentar en la siguiente caída”, narra González, que extrae la siguiente conclusión: “Se vuelve fundamental el análisis de riesgo: si el mercado va bien, muchos inversores no se dan cuenta de los desequilibrios o riesgos de sus carteras. La composición por riesgo de una cartera puede variar mucho aunque se generen los mismos retornos”.

De hecho, retomando la reacción tras el Brexit, el representante de Natixis Global AM explica que “muchos clientes tuvieron que reducir el riesgo tras el Brexit y se perdieron el rebote posterior. Estos resultados en el corto plazo vuelven complicado recuperar la rentabilidad en el año”, sentencia.

Captura_de_pantalla_2016-11-17_a_la_s__18

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído