Tags: Negocio |

Consolidación en la industria europea de plataformas: análisis de las consecuencias


Hace unas semanas Clearstream, la plataforma de fondos de Deutsche Börse, anunciaba la compra del 51% de la distribuidora de UBS, Fondcenter, por 363 millones de euros. Aunque UBS mantendrá una posición minoritaria del 49%, Clearstream consolidará por completo el negocio de Fondcenter para crear uno de los actores más potentes de la industria con más de 206.384 millones de euros en activos bajo gestión (AuA).

La operación, enmarcada en el plan 2020 de Deutsche Börse, crea un gigante de la distribución de fondos. Para UBS, supone beber de la capacidad de escala y amplitud de la oferta. Fondcenter anticipa que sus beneficios crecerán a un ritmo de doble dígito en los próximos años gracias a “sinergias significativas” de la venta cruzada a la base de clientes de Clearstream.

La adquisición es parte de los planes de crecimiento en el negocio de servicios B2B de Clearstream. En los últimos dos años han ampliado sus servicios de carteras con la compra de Swisscanto Funds Centre Ltd  (y la subsecuente creación del Clearstream Fund Desk) y, en el plano internacional, la adquisición de Ausmaq, una depositaria de fondos australiana.

Y no ha sido la última operación corporativa reciente en el mercado de plataformas. En Reino Unido, UK Embark se ha hecho con las plataformas de Zurich y Alliance Trust Savings. Meses atrás, Allfunds y BNP Paribas firmaban un acuerdo para crear una plataforma de fondos y wealthtech potente. ¿Qué podemos leer de esta ola de operaciones?

A la caza de las plataformas de la banca

“La operación anunciada por Clearstream y UBS Fondcenter es otra prueba de que ahora mismo la mayor oportunidad de crecimiento para las plataformas europeas son las plataformas internas de grandes grupos financieros”, analiza Rodolfo Crespo, consultor de Distribución y Estrategia en NMG Consulting.

Durante las últimas dos décadas, casi todos los grandes bancos europeos desarrollaron sus propias plataformas, cuyo principal (y en muchas ocasiones único) cliente era la red de distribución del propio banco. Ahora es cuando el valor de estos negocios está aflorando.

Con un universo de distribuidores cada vez más saturado, los acuerdos estratégicos para adquirir plataformas internas de grandes bancos son ahora mismo los más codiciados. “Estos quedan al alcance de muy pocas plataformas, sólo aquellas con gran músculo financiero como Allfunds, Clearstream Fund Desk o MFEX”, afirma.

Crespo defiende que sin duda esta no será la última operación de este tipo. Cada vez menos, pero aún quedan grandes bancos como BBVA, Deutsche Bank o Julius Bär que pueden ser objeto de este tipo de acuerdos estratégicos, plantea.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído