Consejos para que los gestores de carteras conservadoras puedan tener éxito en el difícil entorno actual


En estos momentos, la prioridad número uno de los asesores financieros y banqueros privados es conseguir que sus clientes con perfiles más conservadores logren sus objetivos de rentabilidad… pero este año no lo tendrán nada fácil. La volatilidad en los mercados financieros aumenta y la renta variable, sumida en un rango sin tendencia clara, no está compensando los retornos que antes ofrecían los bonos. Por si fuera poco, la inflación empieza a hacer acto de presencia, lo que en la práctica significa que, para mantener el valor del dinero de sus clientes, ya no basta con que las carteras conservadoras generen rentabilidades positivas como había ocurrido en los últimos años sino que es necesario batir el 2% en el que se mueve actualmente la inflación en España. ¿Qué se puede hacer?

“Nuestra receta para este tipo de clientes en un entorno con volatilidades ya normalizadas en el que los mercados están más cerca del fin de ciclo es apostar por la gestión activa de calidad, con experiencia y track record en proteger el capital en mercados bajistas”, señalan Mario González y Álvaro Fernández Arrieta. En este entorno, los co-responsables de desarrollo de negocio de Capital Group para Iberia alertan de los peligros de la gestión indexada. “Estos productos garantizan que los clientes caigan exactamente igual que los mercados y disfruten de la montaña rusa que es la volatilidad del mercado de manera plena”. También recomiendan extremar las precauciones sobre los fondos mixtos conservadores que ahora cambian de política de inversión dejando de ser defensivos y volviéndose más agresivos para capturar rentabilidad.

Dentro de la gestión activa se halla un amplio abanico de estrategias que pueden tener su encaje dentro de las carteras conservadoras. “Una solución podría estar en apostar por estrategias flexibles o no direccionales, como las de retorno absoluto, que buscan obtener rentabilidades positivas en cualquier entorno de mercado”, subraya Manuel Arroyo, director de Estrategia de J.P.Morgan AM para España y Portugal. La dificultad radica en saber elegir el producto adecuado, una tarea en la que se están empleando a fondo los selectores, como evidencia el fuerte crecimiento patrimonial experimentado por estos productos en los últimos doce meses. En este sentido, España está a la cabeza a la hora de incorporar estrategias líquidas de gestión alternativa.

“Es una parte muy importante, con un peso que representa ya más del 15% del total de las carteras, un porcentaje más alto del que ocupan en otros países europeos. El cliente español ha visto con antelación el difícil momento que vive la renta fija y ha sido de los primeros en apostar por diversificar sus carteras con este tipo de estrategias”, revela Sophie del Campo, directora general de Natixis IM para Iberia, Latinoamérica y EE.UU. Offshore. Esta afirmación se basa en las conclusiones a las que ha llegado el Departamento de Análisis y Consultoría de Carteras de la gestora tras analizar más de 1.000 carteras de inversores españoles. Además de las estrategias de retorno absoluto están los fondos de renta fija flexible, los cuales están ocupando un espacio cada vez más importante en las carteras de los inversores españoles.

Ese mayor interés por estrategias que invierten sin restricciones en el mercado de bonos es uno de los movimientos que está detectando Javier Mallo, pero hay más. Dentro de los que estaban en fondos de renta fija tradicional, el responsable de ventas de Legg Mason para España y Portugal aprecia una búsqueda por subsectores distintos (por ejemplo, crédito estructurado), así como una mayor búsqueda de fondos de clases de activos alternativos (infraestructuras, sector inmobiliario, fondos temáticos…), estrategias que van en la línea de diversificar las carteras. “Al final, lo que buscan los inversores son clases de activos que ayuden a mitigar el riesgo. Existe un mayor interés por entender y controlar ese riesgo en las carteras, una tendencia que a medio-largo a plazo se va a intensificar aún más”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído