Consejo de Schroders para invertir en Asia: no perder nunca de vista el dividendo


Invertir en Asia siguiendo una estrategia centrada en el dividendo. Ese es el consejo que King Fuei Lee, gestor de renta variable asiática en Schroders, da a todos aquellos inversores que tengan la intención de aproximarse a un mercado que, en su opinión, goza de un indudable atractivo. “Si estás buscando las mejores oportunidades de inversión, tienes que mirar obligatoriamente a los emergentes y, muy en particular, a la región asiática”, asegura el experto. Sin embargo, el prisma desde el que Fuei Lee mira a este mercado resulta un tanto novedoso frente a las estrategias que siguen otros gestores.

En una presentación a clientes celebrada en Madrid, Fuei Lee asegura que, tradicionalmente, las compañías que han venido incrementando su política de retribución al accionista han registrado un mejor comportamiento que el resto del mercado. La razón a su juicio es obvia. “Los balances de resultados son datos interpretables; el dividendo, en cambio, es una cifra muy clarificadora que no deja margen a la interpretación”, asevera el experto. Por ello, de lo que se trataría es –según reconoce el experto- de invertir en aquellas empresas que crezcan de manera sólida a la vez que sostenida.

En su opinión, los retornos vía dividendo están fuertemente correlacionados con el crecimiento económico. “Las compañías asiáticas con una buena gobernanza son también las que pagan los dividendos más suculentos, por lo que el objetivo es tratar de capturar esos valores e incluirlos en la cartera”. Según él mimo destaca, el conocimiento local que el equipo de Schroders tiene de la región les da cierta ventaja. Las cifras le avalan. El Schroder ISF Asian Equity Yield Fund cosecha en lo que va de año una rentabilidad del 16%, tres puntos por encima del índice de referencia.

Varios son, a su juicio, los atractivos que presenta la región. A nivel demográfico, la migración del campo a las ciudades está creando economías más productivas. Su modelo económico se centraba en producir y exportar a Europa y a Estados Unidos; hoy en día, sin embargo, la tendencia está cambiando y tanto el consumo de los hogares como el gasto gubernamental empiezan a jugar un papel mucho más importante, indica Fuei Lee. También a nivel corporativo la situación es muy favorable. Las empresas se encuentran en una buena situación, con unos niveles de caja muy elevados. ¿Qué hacer con todo ese volumen?

Según el gestor de Schroders, en el entorno actual, “la única salida que los directivos pueden darles es vía retribución al accionista”. Tratar de identificar a dichas empresas resulta fundamental, sobre todo teniendo en cuenta que “la rentabilidad por dividendo en Asia está fuertemente correlacionada con el crecimiento del PIB”. El inversor está a tiempo. “Los niveles de entrada actuales son atractivos y, además, todavía existen en el mercado oportunidades de inversión muy interesantes”, señala el experto.

Empresas

Lo más leído