Tags: EE.UU |

Consecuencias de las elecciones americanas en impuestos, infraestructuras y sanidad


Los resultados de las elecciones en EE.UU. han estado en general en línea con las expectativas, con una desviación importante. Aunque, tal y como se anticipaba, los demócratas se han hecho con el control dela Cámara de Representantes y los Republicanos con el Senado, el partido de Donald Trump ha aumentado su mayoría en el Senado y esto, desde una perspectiva política, parece una validación de la estrategia del presidente de adoptar una línea dura sobre la inmigración y el comercio. “Para la economía, este resultado mixto aumentará las posibilidades de que la economía de EE.UU. se ralentice a partir de 2019, con un efecto potencialmente adverso sobre las rentabilidades de los bonos y el dólar y, posiblemente sobre la renta variable de EE.UU”, asegura David Kelly, jefe de estrategia global de J.P.Morgan AM.

Lo que está claro es que, con los demócratas controlando al Cámara de Representantes, Trump tendrá menos posibilidades de impulsar nuevas políticas expansionistas. “Esto significa que la mayor parte de los estímulos fiscales que podíamos haber esperado probablemente hayan quedado atrás y que no sea previsible una reducción adicional de impuestos que se añada al recorte de sociedades que ha ayudado a impulsar las acciones de EE.UU los últimos meses. Así que el crecimiento económico en EE.UU puede estabilizarse a un ritmo sólido aunque no exuberante, del 2,8% en 2019.  Adicionalmente, existe el riesgo de que la inflación sobrepase el objetivo de la Reserva Federal en 2019, pero no prevemos que sea por un margen significativo”, afirma Luca Paolini, estratega jefe de Pictet AM.

El caso es que ahora las expectativas del mercado respecto a los tipos de interés en EE.UU. están más estrechamente alineadas con los pronósticos de la Reserva Federal y en la gestora no ven nada en los resultados de estas elecciones que a corto plazo lo vaya a alterar. “Dado que es poco probable que haya nuevas reducciones fiscales esperamos presión bajista sobre el dólar que, de acuerdo con nuestro modelo, se cambia un 18% por encima de su valor razonable. Además, la deuda del Tesoro de EE.UU. a diez años debe responder positivamente a esta menor probabilidad de estímulo fiscal adicional y esperamos que la rentabilidad a vencimiento se sitúe entre el 3 y el 3,5% los próximos meses”, señala el experto de la firma suiza.

Pero, una vez analizados cuáles podrían ser los efectos del resultado de las elecciones en los mercados financieros, hemos querido ver cuál podría ser el impacto en tres áreas muy concretas de las que se ha hablado mucho: impuestos, infraestructuras y sanidad.

1. Impuestos: en el tema fiscal, Kelly considera que el resultado de las elecciones de medio mandato probablemente acabe con la idea de una reforma fiscal 2.0. “No se puede aprobar una ley fiscal sin una mayoría en la Cámara Baja y los demócratas no tendrán ningún interés en aprobar otro gran recorte fiscal cuyo mérito se atribuya al presidente y pueda animar la economía a tiempo para las elecciones de 2020. La estrategia más fácil para los demócratas sería aprobar un recorte fiscal para la clase media, pero sólo si se financia elevando los impuestos a las rentas más altas y/o empresas. Pero esto sería inaceptable para el Senado”, recuerda.

2. Infraestructuras: en este tema, el experto de J.P.Morgan AM considera que los demócratas podrían estar dispuestos a apoyar más dinero para infraestructuras si incluyera mejoras de las redes eléctricas y de internet. “Sin embargo, la falta de dinero y la falta de trabajadores de la construcción indica que lo más probable es que se apruebe una ley de infraestructuras más bien modesta”, augura.

3. Sanidad: como el mandato individual desaparece en 2019 y hay más estados que intentan adoptar planes de baja cobertura, el jefe de estrategia global de J.P.Morgan AM ve probable que la Ley de Asistencia Asequible (AffordableCareAct) se haga menos efectiva con el tiempo. “Los demócratas no tendrán ningún interés en rechazarla y sustituirla. Los republicanos puede que estén dispuestos a proporcionar financiación extra para facilitar los cambios, ya que las encuestas indican que la asistencia sanitaria es el tema más potente de los demócratas de cara a 2020. Sin embargo, precisamente por eso, no es probable que los parlamentarios demócratas aprueben ninguna ley que esté apoyada por un Senado Republicano. En cambhio, los dos partidos sí podrían estar de acuerdo en combatir la adicción a los opiáceos y limitar los aumentos del precio de los medicamentos”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído