Confirmado, el sector basa su crecimiento en las alternativas al depósito


Abril ha vuelto a traer buenas noticias a los fondos de inversión en España, después de que marzo marcara un repunte en los reembolsos y pareciera romper la tendencia optimista de los primeros meses del año. En abril, a la reducción en los reembolsos se ha unido un mejor comportamiento de los subyacenes, lo que ha permitido que, por primera vez en 24 meses haya aumentado el patrimonio total de los fondos. Según el anticipo del informe de Ahorro Corporación, la diferencia entre suscripciones y reembolsos en abril arrojó un saldo negativo de 1.300 millones de euros, 900 millones menos que los registrados en marzo y la misma cantidad que se marcó en febrero.



Si positiva ha sido la evolución del patrimonio, aún más parece serlo la respuesta incipiente que están teniendo las gestoras a la actual situación del mercado. El actual entorno de tipos a la baja, que puede llevar al BCE a colocar el precio del dinero por debajo del 1%, está enfriando la rentabilidad de los depósitos bancarios y dejando una oportunidad a los fondos. El sector está sabiendo dar alternativas atractivas al inversor en depósitos. Así, mientras el dinero sale de los fondos monetarios y de renta fija a corto plazo (con reembolsos de 900 millones de euros en abril), penalizados por la baja rentabilidad que ofrecen en un entorno de tipos a la baja, las entradas se están centrando en quien más daño puede hacer a los depósitos. Es decir, los garantizados, con suscripciones netas de 100 millones; los de renta fija a largo, con 300 millones, y los mixtos de renta fija, 100 millones de euros. Todos estos productos pueden ofrecer un plus de rentabilidad frente a los activos monetarios.



Gracias a estas categorías, el patrimonio de los fondos de inversión alcanza en abril los 169.700 millones de euros, un 0,1% más que en marzo, “hecho que, de forma optimista, tal vez podría ser tomado como un punto de inflexión”, apunta Marcelo Casadejús, director de márketing de Ahorro Corporación, en el informe.



En cuanto a las rentabilidades, el promedio para el total de los fondos ha sido positivo ya que se han revalorizado un 0,9%, con la categoría de renta variable como la que mejor se ha comportado con un alza del 8,7%. No obstante, Casadejús muestra sus dudas sobre la sostenibilidad de esta situación ya que, según apunta, de los fondos de renta variable “pende el interrogante de cuando se iniciará realmente la recuperación de los mercados... Con la volatilidad actual lo que se gana hoy se puede perder mañana”, mientras que los activos conservadores tienen el problema de su escasa rentabilidad.



En su informe de abril, la gestora del grupo financiero de las cajas de ahorro apunta la necesidad de “replantearse con claridad cuál debe ser el futuro de la inversión colectiva en España”. Según el informe, “la lógica más elemental empujaría a que la red minorista de bancos y cajas dispusiera únicamente de fondos garantizados y monetarias “reales”, mientras que las especializadas de banca personal y banca privada ofertaran gamas más amplias”. Además, en la parte de la gestión, Marcelo Casadejús afirma que “debería modificarse el modelo de gestión, primando aquellos en los que la calidad fuera manifiesta y, ciertamente, dieran un valor añadido o, el otro extremo, los fondos indiciados”.



Consulta el informe completo aquí

Lo más leído