Concentración para afrontar la crisis


Entre 2007 y 2008 desaparecieron en España más de 250 productos hasta sumar 2.800. Según publica Expansión, este año el número ha ido creciendo con cuentagotas, pero esta tendencia se rompió en junio, ya que en sólo 30 días se evaporaron más de 200 productos.



Sin embargo, a pesar de todo, la variedad de fondos locales a disposición de los clientes españoles es de las mayores de Europa. Sólo Luxemburgo, Francia e Irlanda superan la oferta de España. Y en el mundo, mantiene el puesto octavo en el ránking por número de fondos. De hecho, en relación a su tamaño el mercado español destaca por la gran variedad de productos que existe, cuando el total de activos netos gestionados por la industria británica es un 88% superior a la española. La caída, por tanto, es normal.El director de BNY Mellon en España, Sasha Evers explica que la consolidación que se está produciendo en el sector es sana y pronostica que «la limpieza va a seguir». A su juicio se está reduciendo la oferta entre los fondos más pequeños, un hecho que es saludable para la industria porque los productos con menos patrimonio gestionado tienen gastos mayores y una forma de reducirlos es fusionarlos.Esta tendencia no es exclusiva de España. En Europa, por primera vez desde principios de la década se ha reducido el número de fondos. Según los últimos datos de Efama, desde la quiebra de Lehman Brothers se han cerrado o fusionado 2.425 fondos.El cambio en los gustos de los ahorradores y el descenso de los activos gestionados, junto al aliciente de una necesidad de consolidación del sector, explican el descenso en el caso de la industria española.Según los últimos datos de Inverco, en junio de 2009 había 2.746 fondos de inversión en el mercado. Entre mayo y junio se quedaron por el camino 207; el descenso respecto a mayo fue del 7%, casi el mismo que en todo 2008. Y parece que la tendencia se mantiene. Según las cifras de Ahorro Corporación, en julio la oferta la integraban 2.702 fondos, y en agosto remontó algo hasta 2.709, pero todavía bastante por debajo de las cifras de junio.En los últimos 12 meses la única categoría que no ha sucumbido a esta tendencia ha sido la de renta fija a corto plazo, el refugio clásico de los españoles en el caso de turbulencias. Su número ha crecido un 9,6% en 2009.El otro grupo de fondos que tradicionalmente sirve de abrigo a los inversores cuando las cosas van mal son los monetarios. Pero estos productos tienen su particular lastre. Debido a la elevada exposición que tenían en emisiones privadas, sirvieron de correa de transmisión de los activos tóxicos que provocaron la crisis subprime, y posteriormente fueron de nuevo golpeados por la quiebra de Lehman.El shock que supuso para los inversores comprobar cómo una inversión que se suponía sin riesgos estallaba en sus manos no se olvida fácilmente. En junio se comercializaban 104 fondos de este tipo, un 21,1% menos que a finales de 2008. No obstante, la aversión al riesgo se ha ido reduciendo y, según explica Sasha Evers, la situación de los productos monetarios se ha comenzado a normalizar.Mejor han aguantado los garantizados, fondos por los que los ahorradores sienten especial predilección en estos momentos. El descenso en tasa interanual ha sido del 6,4%, tanto en los de deuda como los de bolsa. No obstante, la caída se ha ralentizado y en lo que va de año la disminución se ha mitigado hasta el entorno del 3,5%. De hecho en julio y agosto las gestoras han puesto sus fábricas en funcionamiento y se han lanzado en torno a una quincena de nuevos productos, todos ellos, excepto contadas excepciones, garantizados.Entre los fondos de riesgo, los de renta variable nacional, con un descenso en el año del 12,39% y los globales, con una caída del 36,6%, han sido los que más se han dejado por el camino. Según Ahorro Corporación, «en agosto los fondos que han atraído más interés han sido los mixtos y los puros de bolsa, aunque con suscripciones muy bajas que en conjunto no llegan a los 1.000 millones de euros».No obstante, de momento, la apuesta más generalizada de los gestores sigue siendo la seguridad. La subdirectora de Schroders para España y Portugal, Carla Bergareche, explica que las principales novedades que preparan para lo que queda de año «se dirigen a proporcionar fondos que le permitan aprovechar el momento de mercado».

Lo más leído