“Con los años pierdes la inocencia”


Juan Barriobero, José-Miguel Palacios y Joaquín González-Llamazares son los tres gestores que más años llevan gestionando en Deutsche Asset & Wealth Management. Los dos primeros gestionan renta variable desde hace 19 y 17 años, respectivamente, mientras que González-Llamazares gestiona productos de renta fija desde hace también 19 años. Los tres coinciden en señalar que, con los años, “se pierde la inocencia”.

“Aprendes a ser más estratégico, a mirar más a largo plazo y a combinar el binomio rentabilidad/riesgo acorde con los mandatos bajo gestión”, explica González-Llamazares. Para Barriobero, la máxima lección que ha aprendido en estos años ha sido que, al final, prevalecen los fundamentales más allá del mercado. “No debes dejarte obnubilar por el momento y debes comprar por los fundamentos”, dice.

Con los años te das cuenta de que tienes que cuestionarte todo, no hay nada fiable”, dice Palacios. “Hemos aprendido que una triple A ya no es segura ni la regulación de un sector es para siempre. Todo esto te lleva a tener un criterio más independiente a la hora de gestionar”.

Aseguran que, además, los años les dan perspectiva para no estar “enganchados” al mercado y saber disfrutar de un trabajo que, dicen, es “muy gratificante, dinámico y ameno”.

Palacios trabaja en DWS desde hace cinco años y está especializado en fondos de inversión y de pensiones de renta variable. Previamente, trabajó durante 11 años en Aviva. Por su parte, Barriobero comenzó en los mercados financieros en 1995 (“así que va “de crisis en crisis”, dice) y tuvo que emigrar a Alemania, donde trabajó como ventas de renta variable, para pasar a trabajar posteriormente en gestión en InverCaixa y desde 1999 gestiona renta variable en Deutsche Asset & Wealth Management, el nuevo nombre de DWS. González-Llamazares gestiona fondos y pensiones, de renta fija, y está en la entidad desde 1997.

El euro, la complejidad, la tecnología, la globalización... 

En estos años, cada uno señala un hecho distinto como lo más importante para el mercado. Para González-Lllamazares la llegado del euro supuso el gran cambio en el mundo de la gestión, pues, recuerda, se pasó de gestionar riesgo en peseta y títulos muy locales a abrirse el abanico de gestión. “Además, la gestora española se integró más con la global del banco”, dice. Y es que la gestora española que dirige Pedro Dañobeitia forma parte de la unidad de gestión de activos del banco alemán que, en España, gestiona 3.000 millones de euros (a 30/4/2013).

“La complejidad de los mercados ha ido en aumento y aprendes que necesitas una plataforma más global para el desarrollo de tu trabajo” dice González-Llamazares. Asegura que, a partir de la quiebra de Lehman Brothers, se ha tomado una mayor consciencia de la necesidad de realizar un análisis propio del crédito, para lo que es bueno poder contar con una gestora global. “En renta fija, Lehman es lo que más ha cambiado el mercado; antes había homogeneidad en términos de riesgos y ahora se ha heterogeneizado el panorama”, dice.

Para Barriobero la crisis del sector financiero es lo más dramático que se ha vivido en los últimos años, mientras que Palacios señala que los avances tecnológicos han cambiado completamente la forma de trabajar pues han ayudado a la globalización. “Antes, mirabas los informes de las empresas en papel, te llegaban por correo y eran casi exclusivamente de empresas locales. Recibías cinco por semana y ahora cada día recibes 200 por email. Facilita, pero hay un exceso de información”, dice.

Coinciden en que, en general, se ha profesionalizado más la gestión y que, al formar parte de una gran estructura como es el banco alemán, han podido centrar más su trabajo. “Antes había más independencia, prácticamente te lo hacías todo tú y ahora formas parte de una cadena global y de un equipo que hace que, al final las carteras sean mejores”, dice Barriobero. “Se ha sofisticado todo porque miras una parte más pequeña del mercado, y le dedicas más tiempo”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído