Con las manos en la masa (de la caja)


Alguna vez he leído sobre el programa ‘Con las Manos en la Masa’. Mis padres todavía canturrean su sintonía de vez en cuando. Todos dicen que fue mítico, que sentó un precedente importantísimo en la cocina televisiva española y esas cosas… Yo, y aquí me van a disculpar, siempre le he tenido un poco de gato. Mi mente infantil lo asociaba al final de ‘Barrio Sésamo’, cosa que me parecía del todo intolerable y que no perdonaba ni por los bodegones de la cabecera.

La gente de The Loaf in a Box, una pop-up store dedicada a la panadería parida por el equipo de La Salsera, me recuerda en algunos aspectos a ese programa, pero para bien. Los ‘responsables’ de las largas colas que se forman frente a la estación donostiarra del Norte desde el 1 de julio –y que seguirán haciéndolo hasta el 30 de septiembre- están más con las manos en la masa que nunca. Elaboran delicias panaderas y reposteras de todo tipo y con ingredientes variadísimos, como mosto cervecero, aceitunas y miel. Son toda una tentación que se ha ganado el respeto de algunos de los críticos más influyentes regionales y nacionales en apenas un mes. También el de mi admiradísimo Mikel López Iturriaga, El Comidista. Íñigo Galatas bromeaba hace bien poco diciendo que el consejo que ofrecen sus responsables de que el pan dura varios días es falso: “En cuanto le metes el diente, es posible que te lo comas todo de una sentada”.

Además, estos chicos son pioneros y sientan un precedente importantísimo al sumarse a una novísima y prometedora corriente, la de las pop-up stores o tiendas efímeras, que representan una gran oportunidad en el sector de la gastronomía. No sólo venden delicias, van más allá y recrean experiencias. Ya lo han hecho a través de la música y de la cerveza. Dentro de poco, con vinos de Jerez. Pretenden difundir la cultura del pan hablando de levaduras, formas de amasado, las variedades de este alimento de las que se disfruta en otros países…

Todo esto lo consiguen con la misma fórmula que el programa ‘Con las Manos en la Masa’: a través de artistas invitados en una agenda muy ágil. Éstos dan cursos y realizan todo tipo de actividades. Además de un envidiable equipo especialistas ‘fijos’, como Dan Leppard, uno de los panaderos más prestigiosos de Europa autor de la joya ‘Hecho a Mano’; Ibán Yarza, que ha estado trabajando de manera incansable durante todo julio, y Marti Kilpatrick, que hoy mismo hablará a unos pocos afortunados aficionados del strawberry shortcake sureño, The Loaf in a Box recibe todo tipo de visitas. Por ejemplo, la del genial blogger Rafa Prades en su gira #gastrosummer2012 y la de Andrés, de El Amasadero, que ha hecho de maestro de ceremonias en una charla-debate sobre distintos tipos de harinas. Todo esto, por citar unos pocos ejemplos.

Ahí va una recomendación veraniega si están por el norte: pasen por San Sesbatián y, además de irse de pintxos –imprescindibles los callos de bacalao al pil pil de Borda Berri-, trasteen un poco en The Loaf in a Box y vivan toda una experiencia en torno al pan y la repostería. Porque no se trata sólo de comer, amigos…

Gracias mil a los responsables de la iniciativa por la imagen, que pueden encontrar en su blog.

 

The Loaf in a Box

Hasta el 30 de septiembre

Paseo de Francia s/n, frente a la Estación del Norte. San Sebastián.

www.theloaf.es

twitter.com/theloaf_es

Facebook.com/theloaf.es

Vimeo.com/theloaf

Lo más leído